Niegan registro a una niña en Oaxaca porque sus padres no se casaron

Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca. Foto: Jesús Cruz Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca. Foto: Jesús Cruz

OAXACA, Oax. (apro).- Otra más de la dirección general del Registro Civil: primero negó el registro a una menor con un nombre mixe, y ahora rechaza reconocer, desde hace un año y ocho meses, a una niña que está a cargo de su padre porque la madre murió debido a una negligencia médica.

Pese a que Gilberto García Avendaño, padre de Mía Giliana, recurrió al entonces gobernador Gabino Cué y ahora al mandatario Alejandro Murat, el Registro Civil se niega a registrar a la niña.

“Mi hija no viene del espíritu santo. Yo ya presenté el certificado de su nacimiento, su cartilla de vacunación y el acta de defunción de su madre Liliana Castillejos Toledo, quien falleció el 21 de agosto de 2015 a las 7:20 horas producto de una negligencia médica en el hospital de Huatulco y sigo con este peregrinar”, añadió.

Sin embargo, a un año y ocho meses se le sigue negando este derecho a Mía Giliana, por lo que su padre recurrió a la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca y está dispuesto a acudir ante la CNDH para hacer valer estos derechos que le son negados por el gobierno estatal.

Gilberto García considera que su reclamo es procedente porque su hija tiene el derecho a un registro que legalmente le corresponde para llevar los apellidos de su padre y de su madre porque no está en duda la paternidad.

El pretexto que ponen es que el Código Civil de Oaxaca pide que debe estar casado, lo irónico, dijo, es que “yo no me puedo hacer un juicio” porque no hay nadie que esté peleando su custodia.

Mía, que en hebreo significa “elegida de Dios”, y Giliana, que es un nombre compuesto de Gilberto y Liliana, es desdeñada por la directora del Registro Civil, Martha Alicia Escamilla y el jefe de la unidad jurídica, Aníbal Méndez Díaz, quienes exigen un reconocimiento de paternidad.

El quejoso hizo hincapié en que en octubre de 2015 acudió al Juzgado Mixto de Primera Instancia, en que realizó un trámite de concubinato con Liliana Castillejos Toledo y donde tuvo que acreditar la paternidad de su hija con documentos que exhibió, así como dos testigos, y en que un juez determinó que no hay negativa para el registro.

Luego explicó que su hija nació el 21 de agosto de 2015 a la 1:37 y la madre falleció a las 7:20 horas, razón por la que tiene interpuesta una demanda por negligencia médica, ya que las causas de su muerte fue por presentar un estado de shock hipoglucémico, hemorragia obstétrica y atonía uterina durante cuatro horas, entre otras.

García Avendaño dice que lleva un año y ocho meses promoviendo el registro de su nena. E igual mencionó que fue a la oficialía del Registro Civil, habló con Gabino Cué, llevó a la pequeña y presentó testigos, pero no la registraron porque no era casado y el Código Civil no lo permitía.

Y ahora con el nuevo gobierno el resultado fue el mismo: le piden un reconocimiento de paternidad.

“Quien es el padre biológico soy yo, no hay un tercero que reclame su paternidad. Desde su nacimiento he estado pendiente y hemos pasado etapas difíciles. Lo que hacen es violar un derecho de una niña porque a un año ocho meses no existe, no tiene identidad”, acusó.

“No encuentra uno respuesta ni eco, yo quiero decirle a la dirección del Registro Civil que no se vale que no me den el registro, no puedo presentar más documentos. Traigo fotografías de ultrasonidos, fotos con mi difunta esposa en estado de gestación y cuando recibo a mi pequeña en el hospital”.

También cuenta con fotografías del festejo de la niña cuando cumplió 40 días de nacimiento y su fiesta de cumpleaños.

Por último advirtió que acudirá a la CNDH o a otro estado donde no se violen los derechos de la menor, debido a que el Código Civil de Oaxaca no puede estar por encima de la Constitución federal.

Comentarios

Load More