Hacienda reduce deuda interna y externa con remanente del Banxico

José Antonio Meade. Foto: Octavio Gómez José Antonio Meade. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) utilizó 80 mil 100 millones de pesos del remanente de operación que recibió del Banco de México (ROBM) para reducir la deuda interna y externa del sector público.

Mediante un comunicado, la dependencia encabezada por José Antonio Meade precisó que de ese total, 5 mil 620 millones de pesos (mdp) se destinaron para reducir el endeudamiento interno durante el tercer trimestre del año; mientras que los 74 mil 480 millones de pesos restantes fueron utilizados para reducir la deuda externa del 2017.

El pasado 28 de marzo de 2017, el banco central entregó 321 mil 653.3 millones de pesos al gobierno federal por concepto de su remanente de operación, correspondiente al ejercicio fiscal 2016 (ROBM).

De conformidad con la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (LFPRH), el gobierno federal debe utilizar el 70% de dichos recursos, equivalentes a 225 mil 157 mdp, para la amortización de deuda contraída en años anteriores y/o para reducir el endeudamiento del año en curso.

De esta forma, a los 80 mil 100 millones gastados, se le suman los 40 mil millones de pesos, utilizados el 25 de mayo para recomprar deuda interna. Es decir, que de los 225 mil 157 millones correspondientes al 70% del ROBM destinado a reducir el endeudamiento del gobierno central, aún quedan por utilizar 105 mil 057 millones de pesos.

Conforme se anunció en el Plan Anual de Financiamiento para 2017, la estrategia de endeudamiento del gobierno de Enrique Peña Nieto para este año consideraba la posibilidad de acudir a los mercados internacionales de deuda únicamente si en éstos se encontraban condiciones favorables.

En este entorno, Hacienda informó que durante la segunda mitad de 2016 se llevaron a cabo operaciones de manejo de pasivos en los mercados internacionales que permitieron al gobierno federal refinanciar la totalidad de sus amortizaciones de deuda en moneda extranjera para 2017.

Mientras que para lo que resta del 2017, señaló que no realizará colocaciones en moneda extranjera que impliquen mayor endeudamiento neto.

No obstante, aseguró que seguirá monitoreando las condiciones en los mercados internacionales para estar en posibilidad de llevar a cabo operaciones de manejo de pasivos cuando éstas permitan, sin incurrir en endeudamiento neto externo adicional, fortalecer la estructura del portafolio de deuda y reducir el riesgo de refinanciamiento de los próximos años.

Comentarios

Load More