“Cuco” Rovirosa renuncia a 40 años de militancia en el PRI; se despide con mariachis

“Cuco” Rovirosa acompañado de mariachis que entonaron Las golondrinas para despedirlo del PRI. Foto: Especial “Cuco” Rovirosa acompañado de mariachis que entonaron Las golondrinas para despedirlo del PRI. Foto: Especial

VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El alcalde del municipio de Macuspana, José Eduardo Cuco Rovirosa Ramírez, renunció a 40 años de militancia en el Partido Revolucionario Institucional (PRI). El tricolor festejó la decisión.

El folklórico munícipe, quien en septiembre del año pasado se igualó a los héroes de la Independencia, echándose vivas a sí mismo, se presentó este lunes en la sede estatal del PRI, con renuncia en mano, acompañado de mariachis que entonaron Las golondrinas para despedirlo.

La expulsión de Cuco Rovirosa estaba en proceso en el Revolucionario Institucional, a raíz de las denuncias presentadas por la mitad de regidores del ayuntamiento de Macuspana por “saquear” el municipio. Y es que el alcalde y su esposa Cristhel Hernández se asignaron bonos millonarios, además de que Rovirosa Ramírez puso a dos calles de la ciudad los nombres de su cónyuge y de su hijo José Eduardo.

Diputados locales adelantaron que su cuenta pública 2016 es una de las más observadas con irregularidades por el Órgano Superior de Fiscalización del Estado (OSFE), y es posible que sea reprobada.

Al presentar su dimisión, Cuco Rovirosa se autodefinió como un político popular y “bien posicionado” en las encuestas, lo que –dijo– molestó a algunos priistas.

“La popularidad pues es así, esa es mía, me la he ganado a pulso”, presumió, y justificó su renuncia porque la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI, añadió, no ha resuelto un juicio de expulsión y el tricolor lo quiere tener como “rehén”, en la antesala del proceso electoral de 2018, en el que tiene aspiraciones “para la gubernatura”.

Manifestó que no invitó a nadie a salirse del PRI, y el que lo haga que sea por su voluntad.

“Ni a mi esposa Cristhel invité”, dijo, y aseguró que se va sin odios, ni rencores, y que ningún otro partido lo ha invitado a sumarse a sus filas.

Recordó que en 40 años de militancia en el tricolor hizo todo tipo de activismo, desde pegar propaganda y tirar cohetes en los eventos, hasta ser representante de casilla.

Lo que sigue, apuntó, es seguir trabajando por Macuspana. Por lo pronto, arreglar el parque “porque viene lo del grito” de Independencia.

El representante priista ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPCT), Félix Heladio Sarracino Acuña, adelantó que tras la renuncia de Cuco interpondrán una queja en su contra ante el organismo electoral por utilizar recursos públicos para promocionar su imagen.

“Sigue cometiendo ilícitos. El día de hoy acudió en horarios hábiles de trabajo como presidente municipal (a presentar su renuncia al PRI); se hizo acompañar de funcionarios del ayuntamiento y está utilizando recursos públicos con propósitos de promoción personal”, acusó el priista.

De igual manera, aseguró que su salida no afectará electoralmente al PRI y sí al partido que lo cobije.

“No tiene ningún respeto por la ley y está realizando actos de corrupción. Que se vaya solo o acompañado le hará daño al partido que llegue. Desde un principio preferimos no ser cómplices de Cuco Rovirosa y nos da mucho gusto que se haya salido del partido”, festejó Sarracino Acuña.

Manifestó que el alcalde de Macuspana (lugar de nacimiento del líder nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador) adelantó su renuncia “porque se dio cuenta que el partido no estaba jugando con su expulsión”.

En agosto pasado el secretario general de la dirigencia estatal del PRD, José de la Cruz Rueda, anunció que las puertas de esa fuerza política “están abiertas” para el alcalde.

Cuco Rovirosa asumió la alcaldía en enero de 2016, por segunda ocasión, y su periodo concluye en diciembre del próximo año.

Load More