Morena pierde oportunidad de tener un candidato ciudadano en Puebla: Enrique Cárdenas

PUEBLA, Pue. (apro).- Al reconocer que el proceso interno de Morena para designar candidato a la gubernatura no lo favoreció, el académico Enrique Cárdenas Sánchez lamentó que con ello se perdiera la posibilidad de que ese partido respaldara una propuesta auténticamente ciudadana en los comicios de 2018.

El exrector de la Universidad de las Américas Puebla y exdirector del Centro de Estudios Espinosa Yglesias dio por terminada su participación en Morena y descartó las versiones de que, al no ser favorecido con la nominación, se incorporaría al proyecto nacional para respaldar la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador.

Luego de que ayer lunes se diera a conocer que el senador Miguel Barbosa será el coordinador estatal electoral de Morena, y por lo mismo el virtual candidato a la gubernatura, Cárdenas Sánchez dijo que aceptaba la determinación del partido, luego de que se sometió a las reglas del proceso, pero insistió que lo que se requería para estos comicios era un perfil ciudadano.

A la vez, el exrector hizo una crítica a los partidos políticos, sin excluir a Morena.

“La sociedad, las personas con nombre y apellido necesitamos involucrarnos para rescatar el poder público para los ciudadanos: la verdad es que lo han secuestrado”, manifestó.

“Los partidos políticos no son por ahora los mejores instrumentos para organizar el poder en México, su distancia de la sociedad impide un gobierno honesto, eficaz y sobre todo centrado en la gente”, acusó.

“Los ciudadanos debemos encontrar los mecanismos pacíficos e institucionales para recuperar el poder para la sociedad, eso es lo que sigue”, agregó.

A pregunta de los medios, el economista dijo que aún no ha analizado la posibilidad de lanzarse como candidato independiente, pero afirmó que “la puerta aún está abierta”.

“Hace dos meses incursioné en la política por primera vez, después de una vida en la academia y en el activismo público desde la sociedad civil. Morena me invitó a participar en su proceso interno, lo cual agradezco, pero no fui favorecido en su encuesta, no seré el candidato de Morena a la gubernatura de Puebla”, reconoció Cárdenas en rueda de prensa.

“En estos meses pude ver cómo está desbaratado el Estado: la inseguridad, los feminicidios, el crimen organizado, el atropello a los derechos humanos y de propiedad, el abuso de poder, la marginación y desigualdad social son terribles, escuché su hartazgo y falta de esperanza de un futuro mejor”, expresó.

A partir de esto, señaló que su propuesta al recorrer los municipios de la entidad fue de un gobierno decente, honesto y a la vez eficaz, que colocara a la gente en el centro de la acción pública, especialmente a favor de los más vulnerables.

“Propuse hacer de Puebla un ejemplo nacional y recuperar la vida pública a favor de la sociedad”, recalcó.

El economista afirmó que su participación podía considerarse un parteaguas, pues es una persona que nunca antes había participado en la política y que no tenía otro interés al llegar a la gubernatura que “transformar a Puebla”.

“No sé qué pudo haber pasado, esto era un parteaguas, porque al final de cuentas se trata de una persona que no había estado en la vida política… por alguna razón el Consejo decide, con base en sus propios métodos, qué hacer… Cosas del Consejo; acepté las reglas y pues así están”, reconoció.

“Sí es una oportunidad que se pierde, de parte de un ciudadano que quería hacer las cosas bien, ofreciendo un gobierno honesto, un gobierno eficaz, centrado en la gente y que acotara el poder”, argumentó.

Luego indicó que tras su “efímero paso por la política”, no se retirará de la vida pública, pero que lo hará por otras vías que no sean los partidos políticos.

Aunque descartó que el nombramiento de Barbosa Huerta fuera un “dedazo” de López Obrador, el exrector evitó pronunciarse a favor del senador y tampoco ofreció su apoyo a su candidatura.

La designación de Barbosa además generó críticas entre otros actores políticos, luego de que el experredista apoyó el Pacto por México y fue cercano al exgobernador panista Rafael Moreno Valle en los primeros años de su administración.

Comentarios