Periódicos en Veracruz que cerraron se niegan a liquidar a sus trabajadores: secretaria del Trabajo

Yolanda Gutiérrez Carlin, exdirectora de Política. Foto: Especial Yolanda Gutiérrez Carlin, exdirectora de Política. Foto: Especial

XALAPA, Ver. (apro).- La Procuraduría de la Defensa del Trabajo de Veracruz aglutina 12 demandas -algunas individuales y otras colectivas- contra los periódicos Política y El Mundo de Poza Rica entre otros, pues dejaron de funcionar cuando culminó el sexenio de Javier Duarte o poco después de él y se niegan a liquidar a reporteros, fotógrafos y columnistas.

“Son periódicos que han dejado de funcionar y cuyos empleados quedaron a la deriva. Los estamos asesorando gratuitamente. En diversos medios de comunicación de la entidad veracruzana no reconocen a sus reporteros, fotógrafos y demás trabajadores”, expresó la secretaria del Trabajo, Previsión Social y Productividad (STPSP), Silvia Edith Mota Herrera.

En comparecencia frente a los diputados del Congreso de Veracruz, la funcionaria informó que es común que en la entidad los medios de comunicación violenten los derechos de los trabajadores.

“No los consideran como trabajadores, ni les pagan ningún tipo de prestaciones, no tienen vacaciones, ni prima dominical, ni aguinaldo, ni siquiera las condiciones generales de trabajo que marca la ley”, dijo.

En el caso del periódico Política, cerró sus puertas una vez que concluyó el sexenio del gobernador Javier Duarte. Su directora general, Yolanda Gutiérrez Carlin, obtuvo -gracias a favores periodísticos que intercambió con el mandatario priista- la Secretaría de Protección Civil y la Dirección del Sistema de Agua y Saneamiento (SAS).

Actualmente, maquinistas, gente de rotativa, repartidores, periodistas y fotógrafos tienen demandada ante la Procuraduría de la Defensa del Trabajo a dicha política y empresaria quien, una vez que Duarte de Ochoa huyó a Guatemala para evitar a la justicia mexicana, cerró su periódico y se acercó al partido Morena, donde hoy milita.

En el caso de El Mundo de Poza Rica, sólo existió la mitad del sexenio duartista y dejó en el desamparo a todos sus trabajadores sin otorgarles el finiquito que marca la ley.

Aunque la secretaria Edith Mota no mencionó al Heraldo de Coatzacoalcos y Heraldo de Xalapa, dichos rotativos -propiedad de parientes de la esposa de Duarte, Karime Macías- también han tenido problemas con su plantilla de trabajadores, pues por recorte de personal y extinción de varias sucursales, cerraron sus puertas sin liquidar a reporteros y fotógrafos.

Ante la deuda que dejó Duarte de Ochoa por conceptos publicitarios y por favorecer la línea de editorial de su gobierno con los medios de comunicación, varios periódicos tenido que cerrar sus puertas o recortar su plantilla laboral, sin ofrecer las prestaciones que exige la ley.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso