Presentan en Fiscalía Antisecuestros a policías que detuvieron a Marco Antonio; SSP no sabe su paradero

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- La Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSP) informó que los policías –no precisa cuántos ni da más detalles de éstos– involucrados en la detención y presunta agresión al joven Marco Antonio Sánchez Flores, fueron presentados ante la Fiscalía Antisecuestros.

Según la SSP, los uniformados generarán los procesos correspondientes a fin de esclarecer el hecho ocurrido el martes 23 último, “en el que se dio la contestación a la solicitud de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal”.

El procedimiento se lleva a cabo mediante la Dirección General de Asuntos Internos, que coadyuva en la búsqueda del joven de 17 años, del cual la SSP no da cuenta de su paradero en breve comunicado.

Ayer, la Procuraduría General de Justicia (PGJCDMX) inició una carpeta de investigación por la desaparición de Marco Antonio, en la que presumiblemente se encuentran implicados al menos cuatro elementos de la SSP.

Según se desprende de la carpeta de investigación, el estudiante de la Escuela Nacional Preparatoria número 8 salió de su casa la tarde del martes 23 para encontrase con su amigo Bernardo Roberto Reyes García afuera de la terminal del Metrobús El Rosario, al norte de esta capital.

Ya estando en el lugar, a Marco Antonio le llamó poderosamente la atención un grafiti pintado sobre un muro. Se detuvo para tomarle una fotografía e incluso le pidió a un chico que pasaba por el lugar que si quería posar y éste accedió sin chistar.

En eso, dos policías pasaron por el lugar y, dirigiéndose al muchacho que iba a posar, le advirtieron que tuviera cuidado, pues lo querían asaltar.

Según la versión que Bernardo dio a la familia, Marco Antonio negó las acusaciones y aclaró que sólo quería tomar una foto.

Como los uniformados insistieron en lo del robo, el joven preparatoriano corrió hasta la estación del Metrobús e ingresó, saltando el torniquete.

Los policías lo siguieron y pidieron apoyo a dos compañeros más para detener al muchacho. Una vez que lo sometieron, comenzaron a golpearlo. Bernardo trataba infructuosamente de que ya no le pegaran, pero los policías siguieron haciéndolo.

Minutos después se lo llevaron y lo subieron a una patrulla. Bernardo los siguió y les dijo que también lo detuvieran a él. Pero no lo hicieron. Incluso, una mujer policía le impidió subir a la patrulla del Sector Hormigón.

Desde entonces, no se sabe de Marco Antonio.

Piden intervención de Segob y Mancera

El Centro de Derechos Humanos “Zeferino Ladrillero” (CDHZL) exigió la intervención inmediata del titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alfonso Navarrete Prida, y del jefe de gobierno capitalino Miguel Ángel Mancera, para hallar a Marco Antonio y esclarecer los hechos.

Talmbién pidió al rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue, se pronuncie de manera pronta ante la desaparición de uno de los integrantes de la comunidad universitaria, al parecer en manos de policías capitalinos.

“Es urgente la inmediata intervención de todas las autoridades, sobre todo del secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, a efecto de que se esclarezcan los hechos e inmediatamente se dé con el paradero del joven universitario”, expresó el centro en un comunicado.

El coordinador del Zeferino Ladrillero, José Antonio Lara Duque, dijo que Marco Antonio realizaba actividades concernientes a su desarrollo académico, según consta en diversas plataformas de comunicación digital.

Comentarios