La explosión en un ferry en Playa del Carmen fue provocada: Semar y AIC

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Expertos de la Secretaría de Marina (Semar) y de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) confirmaron que la explosión en el ferry de la empresa Barcos Caribe, el pasado 21 de febrero, fue provocada.

De acuerdo con información difundida por el periodista Carlos Loret de Mola, las investigaciones realizadas hasta ahora establecen que alguien colocó de manera intencional un artefacto explosivo “improvisado” en el ferry de la empresa –propiedad de la familia del exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo– en Playa del Carmen.

Dentro de la embarcación, los especialistas encontraron pedazos de cartón café en forma cilíndrica –como los que se usan en los rollos de papel de baño o toallas de cocina– y cartuchos conectados a un cable amarillo. También localizaron el sistema de iniciación y una alimentación eléctrica de metal.

Otro indicador del explosivo de fabricación casera son los restos de material y polvos impregnados en los asientos afectados por la explosión, según los expertos consultados, quienes subrayaron que en otra de las embarcaciones de Barcos Caribe hallaron –el pasado jueves 1– un artefacto similar, pero más sofisticado, mismo que fue desactivado.

A diferencia del anterior, este último podía ser detonado a control remoto, señalaron.

El contenedor fue un tubo de PVC que aisló herméticamente los ocho cartuchos de piroblast. Y la carga explosiva era una mezcla de perclorato de potasio, aluminio y ácido bórico.

El pasado 21 de febrero, en el muelle fiscal de Playa del Carmen se registró una explosión en el ferry “Caribe I”, con saldo de 26 lesionados. Días después, el jueves 1, buzos al servicio de Barcos Caribe encontraron un artefacto atado en el casco de otra embarcación de la misma empresa.

Comentarios