Desigualdades sociales limitan la realización práctica del derecho a la educación: INEE

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) demandó una atención diferenciada a los diversos grupos sociales para evitar que el sistema educativo reproduzca las desigualdades entre regiones, grupos de población e individuos.

Las desigualdades sociales, subrayó Sylvia Schmelkes del Valle, consejera del INEE, limitan seriamente la realización práctica del derecho a la educación.

Lo anterior fue señalado durante la presentación del documento: “La educación para la democracia y el desarrollo de México”, en el que se propone promover la equidad e inclusión en escuelas dignas para todos los estudiantes, independientemente de su origen, condición social, creencias y preferencias.

De igual manera, destaca que toda política educativa debe poner el acento en dos áreas fundamentales: priorizar desde la escuela la formación cívica y ética del alumno ante la crisis de convivencia social, y formar personas que posean las capacidades para desenvolverse satisfactoriamente ante los desafíos de la producción, el trabajo y la democracia.

En sus conclusiones, la publicación afirma que la educación siempre es perfectible, de ahí que se requiera de un nuevo impulso, reconociendo que su desarrollo está condicionado por el contexto económico y social, y que es difícil que reformas internas tengan el éxito deseado si no se remueven, de forma simultánea, las circunstancias del contexto que colocan a muchos mexicanos en situación de extrema adversidad.

En conferencia de prensa, la consejera presidenta de la Junta de Gobierno del INEE, Teresa Bracho González, señaló que el informe reúne un conjunto de reflexiones y propuestas que invitan al diálogo y contribuyen al fortalecimiento del Sistema Educativo Nacional, en sus niveles de educación obligatoria.

“En él se destaca que para generar la justicia social que el país demanda, es necesario concebir a la educación de calidad desde una visión humanista, ajena a prejuicios, igualitaria, crítica e inclusiva”, apuntó.

Por ello, agregó, su mejoramiento debe llevarse a cabo a partir del conocimiento de la realidad que explica sus problemas y deficiencias.

Dentro de las propuestas que presenta el INEE también se menciona que las autoridades educativas, federal y estatales, deben orientar la acción pública al mejoramiento de la formación inicial del magisterio y procurar que las escuelas normales cuenten con lo necesario para hacer posible una educación de calidad.

Aunado a lo anterior, plantea que el Estado y la sociedad deben revalorar y destacar la función social y educativa de las y los maestros; revisar y mejorar el Servicio Profesional Docente, y conservar al mérito individual como la vía para ingresar a la profesión magisterial y a la promoción a cargos de dirección, supervisión y asesoría técnica pedagógica, así como a la asignación de estímulos.

El documento especifica que la evaluación docente debe ser el medio para promover la permanente superación del profesorado, y la escuela, agrega, debe consolidarse como el centro del sistema educativo, además de que es indispensable desarrollar una corresponsabilidad sólida para que todos los involucrados desempeñen el papel que les corresponde cumplir en la tarea común de mejorar el horizonte educativo de México.

Comentarios