La PGR envía a embajada en Washington la octava y novena solicitud de extradición de César Duarte

WASHINGTON (apro).- La Procuraduría General de la República (PGR) entregó a la embajada de México en Washington la octava y novena petición de arresto con fines de extradición del exgobernador de Chihuahua César Duarte, para que a su vez las turne a los Departamentos de Estado y de Justicia de Estados Unidos.

La representación diplomática de México en la capital estadunidense informó a Apro que los días 2 y 4 de mayo recibieron de la PGR ambas solicitudes, que deberán ser consignadas al gobierno del presidente Donald Trump.

“Las solicitudes están en proceso de preparación (traducción al inglés) para poder ser entregadas a las dependencias del gobierno de Estados Unidos”, explicó la embajada mexicana.

La captura con fines de extradición de Duarte por parte del gobierno estadunidense continúa paralizada porque el secretario de Relaciones Exteriores (SRE), Luis Videgaray, no ha presionado lo suficiente.

Hasta el momento, la embajada mexicana ha entregado al gobierno de Trump siete solicitudes de captura con fines de extradición de Duarte.

Sin embargo, ante la falta de intervención directa de Videgaray, el exgobernador priista vive tranquilo entre la ciudad de El Paso, Texas, y Las Cruces, Nuevo México, pese a que en su contra pesan 11 delitos que le imputa el mandatario panista de Chihuahua, Javier Corral.

A Duarte se le acusa de haber causado, por corrupción y enriquecimiento ilícito personal, un fraude de más de 3 mil millones de pesos al estado que gobernó durante seis años.

Las dos últimas peticiones de aprehensión para que Duarte sea extraditado a México llegaron a Washington días antes de que Videgaray se reuniera con el titular del Departamento de Estado, Mike Pompeo.

El pasado lunes 7, esa dependencia convocó a los medios de comunicación a “una conferencia de prensa” entre Pompeo y Videgaray, pero de último minuto se canceló la sesión de preguntas y respuestas, de manera que los reporteros sólo sirvieron de testigos de la emisión de un mensaje de buena voluntad por parte de los dos funcionarios.

Ante la prohibición de preguntas por parte de la prensa, es difícil saber sí Videgaray abordó, durante su encuentro con Pompeo, el asunto de las peticiones de arresto con fines de extradición de Duarte.

La labor de la PGR es elaborar judicialmente (en español) los pedidos a Estados Unidos, y le corresponde a la SRE –a través de la embajada en Washington– entregarlas en inglés, y a Videgaray, como canciller, cabildear para que el Departamento de Estado exija al de Justicia que proceda con los estatutos del acuerdo bilateral de extradición.

César Duarte y Videgaray son muy buenos amigos. Y la mayoría de los saqueos que se le achacan al exgobernador priista se efectuaron cuando el ahora encargado de la política exterior mexicana fungió como titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en la primera parte del actual sexenio de Enrique Peña Nieto.

La séptima petición de arresto con fines de extradición se entregó al gobierno de Donald Trump el pasado 12 de abril; la sexta, el 23 febrero, y la cuarta y quinta el 12 del mismo mes. Las tres primeras las recibió el Departamento de Estado el último día de enero.

Todas están apiladas entre miles de solicitudes recibidas en el Departamento de Estado por parte de otros países con los que Estados Unidos tiene acuerdos similares. Por ello, es necesaria y urgente la presión de Videgaray para que se pueda detener el exgobernador priista.

El Departamento de Justicia no ha pedido a un juez federal que emita la orden de captura para extraditarlo, porque el Departamento de Estado no se lo ha exigido, y no lo ha hecho porque Videgaray no ha presionado.

El apremio directo de éste al Departamento de Estado es crucial para que el Departamento de Justicia pida la orden de arresto de Duarte a una Corte Federal.

Si no desea hacerlo personalmente, el canciller podría delegar esas diligencias a la Oficina de Asuntos Jurídicos de la embajada de México en Washington, a la que la PGR envía los documentos.

De acuerdo con versiones no oficiales, Videgaray regresará a la Ciudad de México este jueves, luego de concluir su visita de trabajo a Washington, durante la cual se reunió no sólo con Pompeo, sino también con Kirstjen Nielsen, secretaria de Seguridad Interior; el general John Kelly, jefe del gabinete de la Casa Blanca; Robert Lighthizer, representante comercial del presidente de Estados Unidos, y con el yerno de Trump, Jared Kushner, para supuestamente abordar, entre otros puntos, la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Comentarios