El asesinato de Gerardo Mendoza es “un crimen de Estado”: candidata en Colima

COLIMA, Col. (apro).- Martha María Zepeda del Toro, candidata a diputada federal de la coalición Por México al Frente, consideró que el asesinato del presunto capo Gerardo Mendoza Chávez es “un crimen de Estado”, pues se trataba de una pieza clave para esclarecer el homicidio del exgobernador Silverio Cavazos Ceballos.

En relación con el tuit difundido la mañana de este lunes por el expresidente Felipe Calderón, en el que éste se pregunta cómo pudo haber “un descuido” que provocó la muerte de Mendoza en el penal de Puente Grande, Jalisco, Martha Zepeda dijo que “no fue un descuido, incluso hasta podemos pensar que es un crimen de Estado”.

Pero estuvo de acuerdo con el resto del mensaje de Calderón, donde “deja entrever” el involucramiento de “personas que actualmente están en campaña”, en alusión al exgobernador Fernando Moreno Peña, candidato al Senado por la coalición PRI-Verde.

Cuestionada al respecto durante una rueda de prensa, la excandidata a gobernadora de Colima dijo que Felipe Calderón “no es cualquier persona: fue un presidente de la República que, además, lo sabemos por versiones de la propia viuda de Silverio Cavazos, conoció directamente, atendió y la escuchó a ella, y como presidente le tocó conocer las averiguaciones de las investigaciones que se dieron de este homicidio del exgobernador. ¿Qué quiere decir esto? Que es una persona que sabe”, apuntó.

Martha Zepeda sostuvo que las autoridades deben a la población muchas explicaciones sobre las ejecuciones de Silverio Cavazos Ceballos, Gerardo Mendoza Chávez y Samuel Rodríguez Moreno, sobrino de Fernando Moreno Peña, así como del atentado que sufrió este último el 12 de octubre de 2015.

Hizo notar que Gerardo Mendoza estaba vinculado con el crimen de Cavazos, del que fue acusado de ser autor intelectual, y también con Samuel Rodríguez, quien como abogado fue su apoderado legal en un negocio, y “quizás tenía alguna vinculación con el ahora candidato al Senado Fernando Moreno”.

Sobre el reciente homicidio de Gerardo Mendoza, Zepeda soltó: “No podemos creer cómo en un espacio donde debiera estar seguro, en un espacio controlado por el Estado, muera alguien tan importante como un capo que lideraba un cártel que actualmente está en disputa en Colima, que tenía la mayor importancia no sólo para conocer de esas ejecuciones, sino también desentramar este conflicto que ahorita hay en Colima, y cómo de esta manera tan fácil fallece; es realmente una indignación, una ironía, no se puede concebir, el Estado fallido es de risa”.

Refirió que las investigaciones de esos asesinatos y del atentado contra Fernando Moreno están archivados en carpetas de la Procuraduría General de Justicia del estado, por lo que consideró que los casos deben ser atraídos por la Federación “para que se pueda conocer a cabalidad cuáles son los móviles, cuáles fueron las motivaciones y quiénes son los responsables que tienen que estar en la cárcel”.

Por su parte, el candidato de Movimiento Ciudadano a la presidencia municipal de Colima, Leoncio Morán Sánchez, hizo un llamado al gobernador José Ignacio Peralta Sánchez para que se pronuncie sobre el asesinato de Gerardo Mendoza, pues los hechos, apuntó, no pueden quedar con un anecdotario de la vida pública.

Aunque el gobierno estatal “pretende hacer creer a los ciudadanos que hay tranquilidad”, no es normal que hayan ejecutado a un exgobernador, que un gobernador haya muerto en un avionazo en condiciones poco claras (Gustavo Vázquez Montes) y que hayan baleado a otro más, puntualizó.

Comentarios