Anaya reconoce falla en reforma educativa; dice que Gordillo no es presa política, y reta: demanda de Duarte “es un honor”

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por primera vez desde que él como diputado federal votó a favor de la reforma educativa, por la que reconoce que los maestros “se sienten perseguidos”, el candidato presidencial Ricardo Anaya rectificó su posición y se pronunció por “revisar y a mejorar” el marco legal de la materia.

En el Día del Maestro, Anaya expresó que la educativa fue una buena reforma, pero su implementación ha fallado.

“Por eso, junto con las maestras y los maestros, junto con los padres de familia, vamos a revisar y a mejorar la reforma educativa”.

En conferencia de prensa, el panista planteó seis propuestas para que la política educativa consolide a las escuelas como una verdadera comunidad de aprendizaje, entre ellas recuperar las normales y mandar a los mejores maestros del país a las zonas marginadas.

En este contexto, Anaya reiteró su rechazo a Elba Esther Gordillo, a quien él no perdonará, porque “no creo en las amnistías, en los perdones anticipados, creo más bien en la aplicación estricta de la ley”.

–Pero, en el caso de la maestra, ¿es una presa política?

–No, no creo que sea una presa política.

De paso, criticó a Andrés Manuel López Obrador por su propuesta de amnistía.

“La ley se tiene que aplicar sin distingo alguno, y que esta idea de López Obrador de otorgar amnistías, perdones, de manera anticipada, es justamente lo contrario al Estado de derecho”, subrayó.

Ante la versión de que fue demandado por Javier Duarte, el exgobernador de Veracruz preso, el panista respondió: “Es un honor que me demande uno de los hombres más corruptos en la historia de nuestro país”.

Y sobre las encuestas que ratifican la ventaja de López Obrador, por primera vez emitió una crítica: “Está claro que ya empezó la guerra de las encuestas, los datos son francamente contradictorios entre una casa encuestadora y la otra”.

En el Día del Maestro, Anaya formuló seis propuestas: “Primero, vamos a promover programas de dignificación magisterial, que aseguren el pleno cumplimiento de sus derechos y que, además, aseguren su formación, su profesionalización y su actualización continúa.

“Segundo, vamos a transformar integralmente las escuelas normales, actualizando su plan de estudios y vinculándolas con las universidades; vamos a mejorar su infraestructura, vamos a garantizar su conectividad en los planteles, conexión a internet para contar con maestras, con maestros, que tengan las herramientas y la mejor preparación para poder afrontar su misión.

“Tercero, vamos a promover a las escuelas normales como los semilleros para la implementación del modelo educativo, asegurando con ello, que los futuros maestros y maestras, cuenten con formación realmente actualizada.

“Cuarto, vamos a desarrollar en las escuelas formadoras de docentes, licenciaturas bilingües, atendidas por maestros expertos de inglés.

“Quinto, vamos a impulsar sistemas de información que transparenten las plazas vacantes, para que éstas sean asignadas en estricto orden de prelación.

“Y, sexto, vamos a implementar estímulos económicos para que las y los mejores docentes, vayan a las zonas más marginadas. Esto nos va a permitir reducir la enorme desigualdad que tenemos en nuestro país”.

Acerca del autor

Reportero de Proceso desde 1994, Premio Nacional de Periodismo en periodismo de investigación y autor de tres libros.

Comentarios