Detenidos por ataque a exfiscal de Jalisco se dedicaban a “limpiar la plaza”: Raúl Sánchez

GUADALAJARA, Jal. (apro).- El fiscal general del estado, Raúl Sánchez Jiménez, informó que los cinco detenidos -eran seis, pero uno falleció- por el atentado contra el exfiscal y actual secretario del Trabajo, Luis Carlos Nájera Gutiérrez, serán procesados por tentativa de homicidio y por delitos “cometidos contra representantes de la autoridad”.

Además, confirmó que los agresores pertenecían a un grupo de élite y que, de acuerdo con sus declaraciones, “se dedican a limpiar la plaza y privar de la vida a integrantes de células criminales contrarias”.

Según el fiscal, el pasado lunes 21 los agresores tenían la orden de aniquilar a Nájera Gutiérrez, pero “no consiguieron ese fin”.

Los detenidos son: Fermín Israel “N”, de 40 años; Édgar “N”, de 28; Irving Jonathan El Chapa, de 25; Ramón “N”, de 37, y José Alfredo “N” de 30, estos dos últimos son originarios de Michoacán. El funcionario identificó a José Antonio “N”, de 26 años, como el agresor que falleció en el Hospital Civil de Guadalajara.

Al momento que fueron detenidos, en la colonia El Campanario, en Zapopan, la autoridad les aseguró tres pistolas semiautomáticas calibres 9 y 40 milímetros, cuatro rifles semiautomáticos calibres 223, un arma de fuego calibre 38, un lanza granadas, cinco granadas de fragmentación, 365 cartuchos calibre 223, así como 42 del calibre 762. También cargadores, chalecos, un arma blanca y un juego de aros aprehensores.

Rescatan a dos secuestrados

Según el fiscal Raúl Sánchez, los detenidos revelaron que usaban una casa de seguridad dentro de una finca ubicada en Remanso de los Mapaches al cruce con Circuito de Los Linces, en el fraccionamiento Ciudad Bugambilias, en Zapopan.

En el lugar, elementos de la Fiscalía y de la Comisaría de Zapopan detuvieron a dos sujetos: Víctor Manuel “N”, de 26 años, y Fernando de Jesús “N”, de 23. Ambos están relacionados con el atentado contra de Nájera Gutiérrez.

Al inspeccionar la finca escucharon “gritos de auxilio” de dos personas privadas de su libertad, a quienes rescataron. Además, aseguraron chalecos tácticos, celulares, cartuchos de diferentes calibres, un lanza granadas, varias credenciales de elector, uniformes de policía, cuatro rifles AR-15, y uno AK-47.

En la misma finca de lujo, las autoridades hallaron una camioneta Sienna blanca y una motocicleta que fueron utilizadas en el atentado contra el exfiscal.

“Con estos datos, el Ministerio Público reunió los elementos de prueba y solicitó una orden de aprehensión contra los cinco sujetos mencionados por los delitos de tentativa de homicidio calificado y delitos cometidos contra representantes de la autoridad”, refirió Sánchez Jiménez.

En cuanto a las armas aseguradas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas y del Ejército, las autoridades dieron vista al Ministerio Público Federal para que ejerza la acción penal correspondiente.

El pasado lunes 21, el exfiscal arribó a las 15 horas a un restaurante ubicado en la calle Morelos al cruce con Chapultepec en la colonia Lafayette, en Guadalajara.

Dos horas después, fue atacado con armas de alto calibre por un comando. Tres escoltas resultaron lesionados, así como un trabajador del restaurante y dos menores de edad que vendían dulces en la calle. Su estado de salud se reporta estable.

En el lugar donde fueron detenidos los seis agresores, un civil fue alcanzado por una bala perdida y murió.

Como represalia por la detención de los agresores, integrantes de la célula criminal del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) incendiaron tres vehículos en diferentes sitios de la ciudad. Uno por avenida Vallarta e Inglaterra, otro por Isla Palos y Colón, así como por las avenidas Mariano Otero y Las Torres.

En este último punto, nueve personas resultaron lesionadas, entre ellas una mujer y su bebé de ocho meses, quien falleció ayer.

Sánchez Jiménez aseguró que, ante los bloqueos de vialidades, se activó el operativo Titán, un protocolo de actuación en forma coordinada con las comisarías de seguridad municipal, así como la Policía Federal.

Por último, el fiscal calificó al CJNG como un grupo “sin escrúpulos, capaces de sentir cualquier empatía por la vida humana y sus semejantes”.

Comentarios