Hombres armados “levantan” a dos enfermeros en Parral; una más está desaparecida

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El martes anterior, dos jóvenes, una mujer y un hombre, recién egresados de la licenciatura en Enfermería, fueron privados de la libertad de una vivienda en la ciudad chihuahuense de Parral; además, una compañera de ellos también se encuentra desaparecida.

La Agencia Estatal de Investigación (AEI) indaga el caso y, según la Fiscalía General del Estado (FGE), Sigrid Casandra Díaz Huerta y Oswaldo Galván Rodríguez, de 21 y 22 años, fueron privados de la libertad de un domicilio en la colonia Kennedy de Parral, al sur del estado.

Sigrid Casandra Díaz Huerta. Foto: Especial

Sigrid Casandra Díaz Huerta. Foto: Especial

Oswaldo Galván Rodrígue. Foto: Especial

Oswaldo Galván Rodrígue. Foto: Especial

La denuncia por la desaparición de los dos jóvenes, quienes son originarios del municipio de Jiménez, fue interpuesta ayer miércoles por sus familiares.

De acuerdo con los primeros reportes, ambos se encontraban en la casa con otro joven cuando hombres armados entraron por la fuerza y se los llevaron en vehículos. A uno de ellos lo liberaron unas cuadras más adelante.

Los agentes investigan también el paradero de Mayra Guadalupe Mendoza Adame, de 21 años, quien también es enfermera originaria de Jiménez y vivía también en el mismo domicilio.

Mayra Mendoza desapareció desde el domingo 27 de mayo, pero las autoridades no tienen reporte de ausencia en este caso.

Los tres laboran en el hospital Materno de la ciudad de Parral y, en el caso de Mayra Mendoza, la noche en que desapareció hizo guardia en el nosocomio, de acuerdo con personas cercanas a ella.

La Fiscalía dio a conocer que elementos de la dependencia realizan diligencias y entrevistas del entorno laboral, familiar y social de los jóvenes con el fin de localizarlos.

Los municipios de Jiménez y Parral han registrado altos índices de hechos delictivos. Según pobladores, en Jiménez se disputan la plaza el grupo armado del Cártel de Juárez, La Línea, que ha sido reforzado por Zetas, y en Parral el Cártel de Sinaloa, pero con sicarios que ingresaron los últimos meses de Durango y Sinaloa.

El grupo de Parral intenta ingresar a Jiménez, por lo que ha sembrado terror entre la población, para lograr apoderarse de la plaza de trasiego de droga, según los mismos habitantes de la región.

Las autoridades aún no determinan el móvil de las recientes desapariciones.

Comentarios