Rendición de cuentas va más allá de coyunturas electorales; seguirán auditorías: ASF ante despido de Buchahin

Muna Dora Buchahin Abulhosn, exdirectora general de Auditoría Forense de la ASF. Foto: Especial Muna Dora Buchahin Abulhosn, exdirectora general de Auditoría Forense de la ASF. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Auditoría Superior de la Federación (ASF) señaló que en el caso del despido de Muna Dora Buchahin, la rendición de cuentas “va más allá de las coyunturas electorales”.

De igual manera, rechazó de manera categórica que se pretenda “dar mérito a una sola persona por el trabajo que realiza una persona”, en referencia a la salida de quien encabezó el área del órgano fiscalizador que reveló los esquemas de desvío de recursos públicos conocidos como “La Estafa Maestra”.

El pasado viernes 1, el portal Aristegui Noticias publicó una carta que Buchahin envió a David Colmenares Páramo, titular de la ASF, donde denunció las condiciones “tan sorpresivas como improcedentes” de su despido y exigió su derecho a “saber con precisión sus razones para separarme del cargo”.

En un comunicado difundido esta mañana, la ASF sostuvo que continuará con las auditorías forenses, y añadió que en octubre próximo entregará a la Cámara de Diputados un informe integral sobre las auditorías realizadas a las contrataciones de entes de gobierno con universidades públicas –así se realizaron los esquemas de desvío– desde 2012.

En su misiva fechada el 30 de mayo, Buchahin Abulhosn informó que en marzo pasado la Unidad de Asuntos Jurídicos de la ASF se negó a autorizar nuevas auditorías con base en denuncias “documentadas” que advierten de nuevos desvíos por 275.2 millones de pesos, operados por el equipo de Rosario Robles Berlanga en la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

La ASF no negó la acusación, y aseveró que continuará con las auditorías anunciadas en el Programa Anual de Auditorías para la Fiscalización Superior (PAAF) presentado en enero pasado, es decir, sin incluir las nuevas auditorías solicitadas por Buchahin.

En su comunicado, el órgano insinuó que el caso de Buchahin se politizó en el marco del proceso electoral, y destacó que su posición, “dentro del proceso de rendición de cuentas del país, va más allá de las coyunturas electorales”.

El pasado viernes 1, horas después de darse a conocer la carta de Buchahin, Gerardo Lozano Dubernard, auditor de Cumplimiento Financiero en la ASF, asumió “toda la responsabilidad” respecto al despido, que según él respondió a un “conflicto de interés”, pues la doctora figura en los equipos directivos de dos organizaciones que prestaron servicios de capacitación a la ASF y a entidades públicas auditadas por la dependencia federal.

Sin embargo, Lozano incurrió en el mismo conflicto de interés que supuestamente motivó el despido de Buchahin: dirige dos asociaciones civiles, que juntas recibieron por lo menos 62 contratos federales por adjudicación directa desde 2013, por un monto total de 26 millones 888 mil pesos, como lo reveló Apro.

Comentarios

Load More