Trump pedirá más fondos para el muro; “parará las drogas y a la gente que no queremos”, insiste

WASHINGTON (apro) – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insistió en que su gobierno amurallará la frontera sur de su país que colinda con México, y para ello solicitará al Congreso federal un mayor financiamiento por mil 600 millones de dólares para consolidar el proyecto.

“Siempre estaré defendiendo la soberanía y la seguridad del pueblo estadunidense”, declaró Trump en la Casa Blanca durante una reunión con el liderazgo del partido republicano en el Congreso federal.

“Estamos discutiendo el financiamiento de la construcción del muro que mucho necesitamos. Ya empezamos a construirlo, hemos puesto mucha energía y tiempo en ello, se está construyendo en San Diego y en otros lugares; está en construcción con un presupuesto de mil 600 millones de dólares”, indicó Trump ante el grupo de congresistas a quienes citó en la Casa Blanca.

Esta semana en la Cámara de Representantes del Congreso federal estadunidense, se podría someter a votación un proyecto de ley diseñado por los republicanos que son mayoría representativa en el Capitolio.

La legislación contempla un presupuesto de 25 mil millones de dólares para edificar el muro que quiere Trump en la frontera con México.

Bajo el apartado de seguridad fronteriza, la medida republicana incluye un aumento en la contratación de agentes para la Patrulla Fronteriza, la adquisición de tecnología sofisticada para la detección, ubicación y captura de inmigrantes indocumentados y continuar con la criminalización de los migrantes que ingresan sin documentos legales a la Unión Americana. La propuesta republicana aboga por evitar la separación de menores de edad de sus padres o de los adultos que los acompañen, al momento de ser detenidos como inmigrantes indocumentados en la frontera sur de los Estados Unidos.

El proyecto de ley pretende regularizar el estatus de residencia y laboral de unos 700 mil inmigrantes indocumentados acogidos por el Acta para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) conocidos como soñadores o dreamers, pero los excluye de poder obtener eventualmente la ciudadanía estadunidense por naturalización.

“Vamos a pedir un aumento en los gastos para el muro para que podamos terminarlo rápido, parará las drogas y a la gente que no queremos y nos dará seguridad”, dijo Trump en la Casa Blanca.

Al ser cuestionado sobre el incremento que su gobierno exigirá al Congreso para la edificación del muro, Trump habló de un prespuesto adicional por mil 600 millones de dólares.

Trump excluyó de su discurso su retórica proselitista de garantizar que el gasto del amurallamiento fronterizo sería sufragado por México.

Respecto a su política migratoria de “tolerancia cero” y de separación familiar, el presidente justificó: “hay muchos criminales que usan a los niños para su beneficio” y reiteró que se opondría a la contratación de más jueces migratorios para procesar los casos de familias de inmigrantes indocumentados detenidas en la frontera sur enviadas a centros detención por tiempo indefinido.

Trump manifestó su oposición a la contratación de unos cinco mil jueces migratorios como proponen legisladores en el Congreso, porque eso generaría corrupción.

“Quiero que la gente venga a Estados Unidos, necesitamos trabajadores, pero deberán ingresar por medio de un sistema de asignación meritoria a sus habilidades laborales”, remató Trump.

La propuesta republicana en la Cámara de Representantes no cuenta con apoyo de los demócratas y aunque pueda ser aprobada esta semana, en el Senado no tiene futuro por la falta de consenso de parte de los legisladores del partido demócrata.

Comentarios