Muerte de cuatro bebés en Morelos fue por bacteria: Secretaría de Salud; DH interpone queja de oficio

CUERNAVACA, Mor. (apro).- Mientras que la Comisión de Derechos Humanos de Morelos inició una queja de oficio por la denuncia de las madres de bebés que murieron de “forma extraña” en el hospital general de Cuernavaca “José G. Parres”, la Secretaría de Salud (SS) aseguró que cuatro murieron por una bacteria y cinco por factores inherentes a que presentaban múltiples enfermedades perinatales.

En el procedimiento de queja de oficio por violación a derechos humanos, asentado con el número 151/2018-3 adjudicado a la tercera visitaduría, a cargo de Aurelia Castañeda, el organismo solicitó la implementación de medidas precautorias para a evitar otras presuntas violaciones a los derechos humanos de imposible reparación a los usuarios de los servicios de salud. Para ello, otorgó un término de 12 horas, que culminó ayer miércoles por la noche.

La Comisión demandó también informes a la Fiscalía General de Justicia del estado, a la Secretaría de Salud y a la Secretaría de Gobierno, con un plazo de 10 días naturales, para que se reporten las causas de los fallecimientos a través de las necropsias correspondientes, digan si existen responsables señalados e investigados y el desarrollo histórico de los hechos.

En tanto, la titular de la Secretaría de Salud, Patricia Mora González, informó que, a consecuencia de la denuncia de las madres de los bebés fallecidos en el hospital, se llevó a cabo una reunión con los equipos de la Dirección General de Epidemiología (DGE), Servicios de Salud de Morelos (SSM) y el “Parres”.

La funcionaria aseguró que se “revisaron a fondo los expedientes clínicos de cada neonato, desde las causas de ingreso a la UCEN (Unidad de Cuidados Especiales Neonatales), tratamiento médico y factores asociados a su fallecimiento, como el ser considerados pacientes críticamente enfermos, prematurez y tener patologías graves (hemorragia intracraneana, malformaciones congénitas, deficiencia respiratoria, insuficiencia renal aguda y sepsis neonatal)”.

Mora González dijo que también “se analizaron las medidas que se tomaron desde el primer momento para atender los casos y los resultados de laboratorio, los cuales confirmaron la presencia de la bacteria Klebsiella pneumoniae en cuatro de los nueve bebés fallecidos. No obstante, acotó que las causas de las defunciones son multifactoriales, por lo que la bacteria no representa por sí misma el motivo de las mismas”.

Incluso, aseguró que en los casos de otros cinco bebés que perdieron la vida, “su defunción no se debió a la presencia de la bacteria, si no a situaciones propias de su enfermedad de base al nacer como cardiopatías o problemas metabólicos”.

La investigación

Además, aseguró que investigan los hechos: “pondremos en marcha las acciones necesarias y actuaremos conforme a normatividad y principios éticos, no somos un gobierno omiso y llegaremos hasta las últimas consecuencias”.

La funcionaria informó que, como parte de la investigación que realizan, el jueves 12 y viernes 13 de julio se realizarán tres evaluaciones hospitalarias más por parte de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de Morelos (COPRISEM), la Dirección General de Calidad y Educación en Salud (DGCES) y una más por la DGE, que revisará los protocolos de la UVEH del Hospital General de Cuernavaca.

Según la autoridad, se han “restringido” nuevos ingresos a la UCEN y se han implementado “mecanismos de referencia y trabajo coordinado con el Hospital de la Mujer, ubicado en Yautepec, y el General de Jojutla para garantizar la atención obstétrica segura de las embarazadas”.

Finalmente, dijo que se han “fortalecido” las medidas sanitarias entre personal de salud y familiares y el uso de ropa quirúrgica, entre otras medidas. Hasta el momento se mantienen cinco bebés neonatos en la UCEN con enfermedades diversas, sin que se presenten complicaciones y con avance favorable en el proceso de recuperación.

Comentarios