Voilà: Francia, el campeón del mundo tras 20 años de sequía

La selección francesa se impuso ante Croacia. Foto: AP/Natacha Pisarenko

CIUDAD DE MEXICO (proceso.com.mx).- Sin demostrar su mejor juego, Francia se proclamó bicampeón del mundo 20 años después de haber levantado su primer título, al imponerse 4-2 a la sorpresa del Mundial de Rusia, Croacia, en Moscú.

Foto: AP/ Alexei Nikolsky
Foto: AP/ Alexei Nikolsky

Pero además, el equipo dirigido por Didier Deschamps, que hizo alarde de contundencia, concluyó invicto el torneo gracias a sus individualidades.

Al minuto 18, el delantero Mario Mandzukic peinó el centro de Antoine Griezmann y marcó en su propia meta cuando Croacia dominaba el juego.

Todo ocurrió por un grave error del silbante argentino Néstor Pitana, quien marcó una falta inexistente a favor del francés Antoine Griezmann, quien cobró el tiro libre directo que encontró la cabeza de Mandzukic dentro del área croata.
Así, con poco futbol Francia ganaba.

No obstante, Ivan Perisic emparejó el juego 10 minutos en una jugada a balón parado. Modric cobró una falta y luego de dos cabezazos dentro del área el esférico quedó en Perisic, quien la anidó con un remate cruzado de zurda para el empate.

Al 36’, Francia volvió a tomar ventaja (2-1) con un penalti que el silbante marcó con la asistencia del VAR por manos de Perisic. Y por vez primera en la historia con el apoyo de este sistema, Griezman marcó el gol desde los 12 pasos.

Foto: AP/Thanassis Stavrakis
Foto: AP/Thanassis Stavrakis

Casi en el minuto 51, el partido tuvo que parar durante unos segundos debido a la presencia de las activistas Pussy Riot, quienes pidieron un alto a las detenciones arbitrarias, las mujeres corrieron en la cancha e incluso una de ellas saludó a Kylian Mbappé. Tras ese breve incidente fue reanudada la disputa por el trofeo FIFA.

Sin embargo, Croacia seguía siendo mejor en la cancha, a sabiendas de que tarde o temprano sus jugadores resentirían el desgaste físico de avanzar de ronda con tres alargues, es decir 90 minutos, equivalente a un juego más.

Hasta que Paul Pogba, en una descolgada de Mbappé colocó el balón en el ángulo al minuto 59 tras una asistencia en corto de Griezmann.

Seis minutos más tarde, Mbappé, la nueva sensación mundial, marcó el 4-1 con un violento remate que sentenció el juego.

Todavía, el último juego de la final del mundo regalaría otro gol, que llegó tras un yerro del guardameta francés Hugo Lloris al 68´. Mario Mandzukic le arrebató el balón al guardameta, quien se entretuvo con el balón en los pies, en el último error de Rusia 2018.

Comentarios

Reportero con 30 años de experiencia en temas deportivos, egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha cubierto Copas del Mundo de Futbol, Gran Premio de Fórmula Uno, peleas de boxeo de título mundial, mundiales de ciclismo, Juegos Panamericanos y Juegos Centroamericanos.

Load More