80 años de Eduardo Manzano, fundador de Los Polivoces

Eduardo Manzano, fundador de Los Polivoces. Foto: Tomada de Twitter @analiliatovar1 Eduardo Manzano, fundador de Los Polivoces. Foto: Tomada de Twitter @analiliatovar1

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Su arte polifacético ha conseguido lo que ningún político en la historia de nuestro país: salvar a millones de mexicanos de la tristeza: hoy 18 de julio de 2018, el actor, imitador y cómico Eduardo Manzano cumple 80 años de haber nacido en la colonia Guerrero.

“¡Qué bonito detalle, muchas gracias!”, responde al reportero cuando su mujer Susana le pasa la bocina para responder a la felicitación de Proceso por su onomástico.

-¿Qué tal se siente, don Eduardo?

-No, pus muy contento, muy feliz sobre todo después de tantos logros, pus la felicidad absoluta.

-Y además usted cree en algo o alguien superior, ¿verdad?

-Sí: Dios Todopoderoso, claro.

-¿En sus imitaciones musicales le sirvió el talento de ser afinado?

-Sí, porque el ser afinado definitivamente no cualquiera lo trae.

En uno de los tantos videos de los programas que realizó en los sesentas y setentas como fundador del dueto Los Polivoces en los sesenta y los años setenta, así como los que hizo en su posteriormente en el Show de Eduardo Segundo de Televisa y que circulan por You Tube, destaca su imitación de él mismo, cantando como lo hace esta alegre mañana de miércoles:

No soy de aquí ni soy de allá

         No tengo edad ni porvenir

         Y ser feliz es mi color de identidad…

 “¿Qué bonito, verdá?”

-Además cambia algún verso de la letra para hacer reír…

-Claro, sí, sí, sí, son detalles que le surgen a uno y pus ya está de Dios que lo haga uno.

-¿Cuántos discos grabó? ¿Unos treinta?

-No, realmente han de haber sido diez, pero no escribí canciones.

-¿Toca piano?

-Casi nada, muy poquito. Guitarra, eso sí. Y todavía toco bien la trompeta, ya ve que la tocaba con el personaje del Comandante Agallón Mafafas al muchachito Juan Garrison (su colega en Los Polivoces, Enrique Cuenca) y cuando imitaba el hot jazz de Louis Armstrong.

“Hablando de negros, hice a varios: Olga Guillot, a don Pedro Vargas. Además hice también a María Victoria.”

-Le agradecemos habernos hecho reír tanto en ésta su casa, don Eduardo; pero todavía porque en la familia seguimos juntándonos con los nietos para ver sus videos de Los Polivoces y una imitación muy buena de usted, es la que hizo de Demis Roussous quien acaba de morir…

-Usted habla bien inglés.

Yes I do. Sí, claro, nos presentábamos mucho en Estados Unidos todos los años, y el italiano un poco pues lo estudié en la Escuela de Locutores, mai piccolo, piccolo

“¿Sabe? Me siento muy bien de llegar a los 80, mucha satisfacción, y con gente que me ama como mi esposa Susana. Me hubiera gustado grabar un disco mío de canciones que me gustan pero todavía canto, todavía me sale el górgoro, así que nunca es tarde.”

https://youtu.be/P3Wc3nDKhOI

-¿Cómo logró evitar los vicios en el ambiente artístico?

-Pues por los ejemplos de mi padre. Los consejos tienen mucho que ver en la formación de los hijos en esta vida.

-¿Y de su madre qué ejemplo tiene?

-¡La música! Ella cantaba precioso, tenía una voz divina. Creo que de ahí viene la cosa.

– A Ferrusquilla usted nunca lo imitó, ¿verdad?

-No porque, bueno, ¡Ferrusquilla fue mi ejemplo! Fue el papá de los imitadores, don José Ángel Espinoza que tanto lo admiré y fue mi ejemplo para precisamente yo desprenderme de ahí y hacer cosas como él hacía. Don José Ángel Espinoza Ferrusquilla, el gran imitador de voces.

-¿Qué personaje le gustaría hacer ahora en tele, cine o teatro?

-Sería yo mismo. Nada de Shakespeare, nada de eso…

-¿Un saludo para los lectores de Proceso?

-Les mando mi cariño, un saludo para todos ustedes, toda la gente que me está escuchando, ah, Proceso es lectura, ¿verdá?…

(Su esposa Susana le dice que Proceso es una revista para leerse, pero el reportero le dice que la entrevista está siendo grabada)

“…Y que mi corazón siempre estará con ustedes… Les mando a todos los lectores de Proceso un saludo muy afectuoso, muy cariñoso, gracias por acordarse de mí y yo a la vez nunca los olvidaré. Como decía Gardel…”

Que ochenta años no es nada

         Que feliz la mirada

         Errante en la sombra

         Te busca y te nombra…

“¡Muchas gracias por acordarte de mis primeros ochenta años, les mando mi cariño muy fuerte y un abrazo muy apretado! Mi cariño por siempre, ya lo saben.”

Entre la multitud de caracterizaciones del arte que imitó con enorme fortuna y arte musical para contento de sus televidentes e imitados, se cuentan:

Chelo Silva, Juan Mendoza El Tariácuri, Lucho Gatica, Juan Legido, Arturo de Córdoba, Tin Tán, Manolín (y Shilinsky), Alberto Cortés, Gualberto Castro, además de El Chachalaco o los Hermanos Carrión y Las Hermanitas Águila.

Comentarios

Load More