“Land”, sobre indígenas de EU, una película del iraní Babak Jalali que se filmó en México

"Land", filmada en México. Foto: Especial "Land", filmada en México. Foto: Especial

GUANAJUATO, GTO. (apro)- La mala situación de la comunidad indígena nativa de Estados Unidos es reflejada en la película de ficción Land (Tierra), dirigida por el iraní Babak Jalali, un proyecto producido por Francia, Italia, México y Países Bajos, y que recorre varios festivales internacionales de cine.

A nivel mundial se estrenó en el pasado Festival Internacional de Cine de Berlín, y por primera vez se proyectó en América en la sección de Largometraje Internacional de la 21 edición del Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF), y esta semana se mostrará en Jerusalén, Israel, y luego en Moscú, Rusia, entre otras naciones. Su estreno en México se planea para fines de este año o principios del 2019.

El filme, con alrededor de 40 actores nativos estadunidenses, fue filmado en Tecate, Baja California, aunque la historia se ubica en el actual Estados Unidos, en una reserva india, donde los nativos son marginados, sumidos en el alcohol, donde lidian con la diabetes y no tienen oportunidades de desarrollo económico, aparte de que son maltratados por los blancos e incluso por el gobierno de Estados Unidos.

La trama se centra en la familia Yellow Eagle, que radica en una reserva india, pero se enteran que el hijo más joven, que es parte del ejército estadunidense, ha fallecido en Afganstán en circunstancias muy extrañas, al mismo tiempo que uno de los hermanos se involucra, en su lugar de residencia, en un pleito con blancos establecidos cerca del lugar.

Jalali cuenta en entrevista que nació en una ciudad fronteriza en Irán, la cual se encuentra en medio de la nada, y al ver un artículo periodístico sobre los indios estadunidenses, se impresionó con las imágenes porque eran parecidas al sitio donde nació. Pero al leer la nota le impactaron las estadísticas sobre la vida de la gente que vive en las reservas:

“Me quedé en shock, porque el 90% de las personas que habitaban en la reserva sufren problemas con el alcohol, y el pronóstico de vida promedio es de entre 48 y 49 años. Además, el 80% de la gente sufre problemas de diabetes, y todo esto sucede en el país más rico del mundo, Estados Unidos”.

El cineasta enfatiza, quien con Frontier blues ganó el premio FIPRESCI a Mejor Película de San Francisco:

“Siempre me han interesado las historias sobre comunidades aisladas, mi primera película también es sobre eso. Para crear Land visité 33 comunidades diferentes de indios nativos en Estados Unidos. Me enfoqué primero en la investigación. El guión es una ficción basada en varias historias de esas zonas. Finalicé el guión mucho antes de rodar. La cinta se filmó en 2016 y yo empecé a escribir el texto filmico en 2012. Terminamos todo en 2017”.

El productor mexicano Gabriel Stavenhagen menciona a este medio que la primera parte del largometraje se financió con dinero europeo:

“Es una coproducción itlaina, francesa, holandesa y mexicana. Se trató de que fuera financiada y rodada en Estados Unidos, pero nadie le quiso entrar ahí por el tema. ¡Es muy delicado! Babak Jalali y yo fuimos a la misma escuela, la London Film, y al saber que intentaba realizar Land, pensé que se encontrarían los mismos paísajes en Baja California, y le sugerí que se intentara rodarla en México, y un mes después Jalali estaba aterrizando en Tijuana, y nos fuimos a buscar las locaciones.

“Una vez que se tomó la decisión de que el largometraje se filmaría en México, Jalali se fue a Los Ángeles, California, ocho meses. Fue un proceso muy largo de casting. Al principio nos interesaba ver la más gente posible, fueran actores o no actores, semiprofesionales, en fin. Nos mandaron cientos y cientos de videos de todas partes de Estados Unidos y Canadá. Incluso la directora de casting, quien es mexicana, se iba a las fiestas nativas de los indios a entrevistar a gente y a platicar del proyecto, y se empezó a correr la voz de que un iraní laboraba un filme en torno los indios nativos de Estados Unidos”.

Rememora:

“Nos llegaron muchos videos y casualmente nos gustaron los no actores, pero no era un requisito. La mayoría son no actores. Georgina Lighthing es la única actriz profesional”.

Complementan al grupo actoral Griffin Burns, James Coleman, Andrew Katers, Florence Klein, Mark Mahoney, Rod Rondeaux, Wilma Pelly y Antonia Steinberg, entre muchos más.

Stavenhagen cuenta que la productora italiana también fue a la misma escuela de cine:

“Estuvimos tres meses viviendo en Tecate con un grupo de italianos, franceses, holandeses, iraníes, mexicanos y con 40 actores nativos estadunidenses. El Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) nos apoyó con el Fondo para la Producción Cinematografica de Calidad (Foprocine). En México la va a distribuir la empresa Piano”.

El racismo

Se les pregunta qué opinan del racismo en Estados Unidos, ya que en Land se refleja esa problemática, y responde Jalali:

“Cuando estuve realizando la investigación para la película y visitando a estas comunidades a través de todo el país, resultó imposible no hablar de esta temática porque es muy evidente la marginalización de estos pueblos, su manejo por parte del gobierno para sacarle provecho a esos puebos, porque son reclutados para el ejército de Estados Unidos. ¡Los tienen en un aislamiento confinado!”.

Se les comenta que los indígenas nativos de muchos países padecen la marginación, por lo que se les pide ¿qué reflexionan al respecto?

Jalali, cuya cinta de graduación Heydar: An Afghan in Tehran fue nominada para el Bafta a Mejor Cortometraje, acepta que existe la marginación a estos pueblos:

“Lo que me extraña y me impacta es que esté muy mal la situación de los indios nacidos en Estados Unidos, porque es una nación que externa la concepción de la igualdad y la libertad para todos, pero la realidad es muy diferente. Bueno, también margina a las comunidades latinas o de otros países que han llegado ahí. Han sufrido lo mismo, como los afrodescendientes, pero en particular a los indios nativos les han dejado una gran cicatriz por esta marginalización, ya que ellos ya estaban ahí, no llegaron”.

Gabriel, hijo del destacado sociólogo y antropólogo mexicano Rodolfo Stavenhagen, ya fallecido, complementa:

“No se creó un movimiento indio en Estados Unidos con figuras tan importantes como tal vez pasó con los africanos o los latinos. Se les frenó”.

Desean que Land se vea en Estados Unidos:

“Todos los creadores de la película tenemos mucha curiosidad de cómo será recibida la película en Estados Unidos, porque pensamos que es un tema muy relevante, y más ahora. En 2016 los lakota protestaron por la construcción de un oleoducto que además de destruir sus sitios sagrados, contaminaría el río Missouri, fuente de agua potable de unos 17 millones de personas”.

Reiteran:

“Pero tenemos mucha curiosidad de cómo la recibirá el público en general, y también todos los actores que no han tenido oportunidad de verla. Cuando ellos estaban en México filmando, se mostraron muy emocionados de que por primera vez se contaba una historia fiel y auténtica sobre los problemas que ellos sufren y no estaban siendo estereotipados como el indio de Hollywood”.

El productor mexicano redondea:

“Fue muy emocionante verlos en México, provenían de diferentes comunidades y diferentes países, incluso, Canadá, y todos llegaban a decir lo mismo, y estaban muy agradecidos con Badak Jalali y con su sensibilidad de que él siendo extranjero se pudiera relacionar con los problemas que ellos estaban sufriendo”.

Comentarios

Nació en la Ciudad de México. Estudió ciencias de la comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Desde 1991 inició en el periodismo. Ha trabajado en los diarios mexicanos El Universal y La Jornada, entre otros, y el periódico español El País. En 1999 ingresó a Proceso, donde labora hasta la fecha. Foto: Carlos Enciso.

Load More