Advierten que el próximo gobierno de Tabasco heredará deudas a proveedores por 700 mdp

VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El gobierno morenista de Adán Augusto López Hernández heredaría deudas a proveedores por 700 millones de pesos, principalmente en el sector salud, alertó el presidente de la Asociación de Proveedores Tabasqueños (Proveetab), Alberto Falconi de los Santos.

Advirtió que, cansados de no recibir los pagos, analizan tomar drásticas medidas, como bloquear instalaciones de la secretaría de Salud y dejar de suministrar material quirúrgico para colapsar el servicio, si el gobierno perredista de Arturo Núñez no liquida adeudos.

Falconi de los Santos sostuvo que desde hace tiempo se señaló al gobierno de esta situación, “pero se la lleva a relajo”, por ello solicitarán audiencia con el gobernador electo, Adán Augusto López, para exponerle la deuda que podría heredar a partir de 1 de enero del año próximo.

Y, de paso, pedirle una limpia en la Secretaría de Salud, donde –resaltó– el grado de corrupción es más alto, aunque admitió que ellos como proveedores también han formado parte de eso.

“Vamos a decirle que tiene que hacer una limpia, de arriba abajo, porque hay corrupción en todos, desde el que te compra, el que recibe la factura, el material, en el almacén, el que va a pagar, todos quieren dinero”, denunció.

–¿Pero está de acuerdo que ustedes también fueron parte de este proceso? –se le preguntó.

–Sí, definitivamente. Dicen por ahí que, al no haber, tienes que hacerlo –aceptó.

Mencionó que, a diferencia del sexenio de Andrés Granier Melo, donde “todo estaba debidamente facturado y documentado con órdenes de pago”, en este no hay facturas, solo notas de remisiones.

“El adeudo de este gobierno está mañosamente con remisiones, hecho de mala fe, es decir que no existe. Está entregado, sellado y firmado, pero no hay una factura. No hay un procedimiento, no hay una solicitud de compra que sirva de soporte”, expuso.

De acuerdo con Falconi de los Santos, la deuda es desde el inicio del sexenio de Arturo Núñez, en 2013, a la fecha, y también hay un acumulado del sexenio granierista de aproximadamente 300 millones de pesos.

Y reprochó que reunió tras reunión les digan que hoy, que mañana, y no les pagan, y ya está corriendo el octavo mes del año de fin de sexenio.

“Fuimos pacientes, pero el tiempo y nuestra paciencia se agotaron”, apuntó.

El pasado jueves 2, el gobernador Arturo Núñez anticipó un “difícil” cierre de sexenio por la “brutal” crisis petrolera que, dijo, tuvo efecto multiplicador en la caída de la recaudación que generalizó el desempleo.

Sin embargo, rechazó que su gobierno termine como el de su antecesor priista, Andrés Granier Melo, porque en aquél, reiteró, hubo “desviación de recursos”, y en éste “lo que no hay es recursos”.

Comentarios