Paran académicos de la UAEM; gobierno de Graco Ramírez debe al menos mil mdp

Instalaciones de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos. Foto: Especial Instalaciones de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos. Foto: Especial

CUERNAVACA, Mor. (apro).- Más de mil 500 académicos de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) pararon actividades este jueves en demanda de más de 600 millones de pesos que esa máxima casa de estudios necesita para cerrar el año sólo por concepto de nómina, prestaciones y aguinaldo, luego de que la Autónoma se declaró en insolvencia y dejó de pagar salarios este miércoles 5.

Los vientos de huelga amenazan el semestre de más de 43 mil estudiantes de bachillerato, licenciatura y posgrado, pues en caso de no conseguir los recursos, el Sindicato Independiente de Trabajadores Académicos (SITAUAEM) colocará las banderas rojinegras el próximo lunes al medio día.

La crisis de la Autónoma de Morelos se enmarca en el ámbito nacional, donde según las autoridades universitarias, otras cuatro máximas casas de estudios estatales públicas están a punto de la quiebra técnica y requieren un rescate urgente. Sin embargo, la situación local en la entidad se ve agravada por la asfixia económica a la que la sometió el actual gobierno del perredista Graco Ramírez.

Y es que, el tabasqueño que está a punto de concluir su mandato el próximo 30 de septiembre, no sólo amañó la entrega de los recursos regulares, sino que además, intentó condicionar la entrega de los recursos al sometimiento de la Universidad. La intolerancia de Graco Ramírez a la crítica hizo crisis cuando el entonces rector de la UAEM, Jesús Alejandro Vera Jiménez y su colaborador, el poeta Javier Sicilia, tomaron como bandera la defensa de las víctimas.

La denuncia por las fosas clandestinas de la Fiscalía estatal en Tetelcingo, en octubre de 2015, que culminó con la obligación del estado de abrir y exhumar los más de 100 cuerpos colocados de forma clandestina en ellas, elevó la molestia del perredista quien acusó a Vera Jiménez de desfalcar las arcas universitarias.

La estrategia del gobierno estatal para no entregar completos los recursos presupuestales incluye una interpretación a modo de la Constitución. Desde 2012, la carta magna morelense determinó que la UAEM debía recibir como mínimo el 2.5 por ciento del presupuesto “total” del estado. Sin embargo, desde el 2013, el gobierno de Graco sólo entregó el 2.5 por ciento del presupuesto aprobado por el Congreso, no del total del ejercido al final del año.

Según las autoridades universitarias y la organización Morelos Rinde Cuentas, la diferencia entre lo entregado y lo que debieron entregar a la UAEM, es de mil millones de pesos en los últimos cinco años, lo que en este momento garantizaría el pago de la nómina para el cierre de año y además contribuiría a pagar algo a un ejército de proveedores que tienen pendientes por cobrar a la Autónoma.

De acuerdo con Morelos rinde cuentas en 2013 la diferencia entre lo programado en el presupuesto y lo que realmente se ejerció fue de más de dos mil millones de pesos, siendo 21 mil 179 a inicios de año y 23 mil 895 al final, lo que implica que sólo de 2013 se le debe el 2.5 por ciento de más de dos mil millones de pesos.

En 2014 la diferencia fue más pronunciada pues se programaron 19 mil 453 millones de pesos y se ejercieron a final del año 26 mil 130 millones; en 2015 todavía más, pasó de 19 mil 975 a 27 mil 763 millones de pesos; y cada año ido aumentando, pues en 2016 la diferencia fue de 20 mil 491 a 30 mil 371 millones de pesos; regresando en 2017 de 21 mil 516 a 30 mil 759 millones de pesos.

Sin embargo, Graco Ramírez ha dicho siempre que se han entregado los recursos completos, e incluso que se han dado más recursos que nunca. No obstante, las evidencias demuestra que al menos se deben mil millones de pesos, sin contar con otras promesas que realizó a lo largo del sexenio, como por ejemplo, la construcción del hospital universitario del que ni siquiera existe predio o proyecto ejecutivo.

Por lo pronto, miles de familias morelenses, que sobreviven directa o indirectamente de la vida económica universitaria se encuentran a la deriva, luego de que se ha declarado en insolvencia, lo que deja de inyectar 50 millones de pesos cada catorcena a la economía local. Por lo pronto, no sólo es la catorcena de este 5 de septiembre, es la siguiente de septiembre, las tres que corresponden a octubre, dos en noviembre, dos en diciembre y 90 días de aguinaldo.

Mientras tanto, las 45 unidades académicas de la UAEM, entre preparatorias, escuelas, facultades, institutos y centros de investigación, interrumpieron sus actividades este jueves para demandar la entrega de recursos. La única opción que le queda a la Autónoma es que la federación entre al quite a partir del lunes que inicie la huelga de académicos, a la que se sumarán “en solidaridad”, los trabajadores administrativos y de confianza.

Load More