Existe el riesgo que se imponga un perfil “a modo” en la Fiscalía General: María Elena Morera

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un grupo de activistas encabezados por María Elena Morera acudió hoy a la oficina de Andrés Manuel López Obrador para entregar un documento relativo a la designación del fiscal general.

Fuera de agenda y sin aparente petición de audiencia, Morera entregó el documento al personal de Atención Ciudadana, para luego realizar declaraciones a medios de comunicación y más tarde referir a López Obrador su propuesta en redes sociales.

El planteamiento de María Elena Morera llegó acompañado de representantes de la llamada Cumbre Ciudadana. Y sostuvo que se oponen a la propuesta del presidente electo, quien desde campaña ha dicho que primero quiere se designe un fiscal general.

La activista, ampliamente relacionada con el gobierno de Felipe Calderón, y en especial con quien fuera su secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, explicó que las organizaciones ciudadanas con las que se ha coaligado han planteado la necesidad de una reforma constitucional a la Ley Orgánica, y finalmente la selección de un fiscal independiente.

También consideró que siempre existe el riesgo de que se imponga en la fiscalía un perfil “a modo”, por lo que –sostuvo– debe establecerse en la ley.

El documento entregado esta tarde en la llamada “casa de transición” inicia de manera comedida, felicitando al presidente electo por su triunfo electoral del 1 de julio, para luego pedirle una interlocución con la ciudadanía y con organizaciones de la sociedad civil. Luego añade:

“Damos seguimiento al proceso que emprendimos más de 350 organizaciones de la sociedad civil y movimientos sociales para alcanzar un Estado democrático de derechos sin corrupción ni impunidad, que resultó en la construcción de una agenda de 56 propuestas. Recordando que la coalición Juntos Haremos Historia suscribe plenamente 36 propuestas, 17 con reservas y 3 no suscriben. Consideramos que esto implica que tenemos 36 motivos para confluir en un espacio de diálogo”.

A partir de lo anterior, en el documento se pide una reunión pública con López Obrador, en la que les informe sobre la intención de dialogar con las organizaciones ciudadanas, que designe un enlace con la llamada Tercera Cumbre, y que nombre un grupo que sirva de enlace en cada uno de los siete ejes temáticos de la agenda que las organizaciones proponen.

Además, le expresan el deseo de que sus propuestas se incluyan al Plan Nacional de Desarrollo, así como a distintas iniciativas que su equipo ha perfilado.

Desde hace al menos 15 años, María Elena Morera se ha convertido en frecuente participante de consejos ciudadanos relacionados con seguridad y justicia, casi siempre con una postura gobiernista, particularmente en el sexenio de Felipe Calderón, en el que inclusive se deslindó de las organizaciones de víctimas de la violencia que protestaban contra la estrategia de militarización. También fue evidenciada porque uno de sus hijos formaba parte del equipo de colaboradores de Genaro García Luna.

Comentarios