Presidente de España acepta hacer pública su tesis doctoral tras señalamientos de plagio

MADRID (apro).- El presidente del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, aceptó este jueves que la universidad Camilo José Cela digitalice y haga pública su tesis doctoral para zanjar la polémica sobre el supuesto plagio de algunos párrafos.

En la víspera, el dirigente del partido Ciudadanos, Albert Rivera sembró la controversia al asegurar que hay “duda razonable” sobre la tesis del presidente español.

Inmediatamente después, un diario digital (Okdiario) aseguró que la tesis fue elaborada por Carlos Ocaña, un exfuncionario del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, en calidad de “negro”, como se conoce popularmente a quien elabora la tesis de otro.

El día de hoy, el diario ABC publicó que Sánchez plagió algunos párrafos. Y mediante sus redes sociales, el presidente anunció que emprenderá acciones legales si el periódico no rectifica.

El político socialista defendió en el año 2012 su tesis doctoral titulada “Innovaciones de la diplomacia económica española: análisis del sector público (2000-2012)” en la universidad privada con la máxima calificación, cum laude.

Después retomó parte del texto de su tesis en un libro en el que Carlos Ocaña figura como coautor. Hoy mismo, este economista emitió un comunicado en el que asegura que no colaboró en la tesis de Sánchez.

Señala que el libro donde aparece como coautor está “basado en la tesis del presidente del Gobierno y yo me limité a escribir parte de algunos capítulos”.

La controversia por las tesis y master inició cuando una investigación periodística descubrió que la presidenta de la comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, obtuvo un master sin haberlo cursado en forma adecuada y con un trato de favor por parte de la Universidad Rey Juan Carlos.

El asunto no solo provocó la caída de la funcionaria y su adiós de la vida política, sino que generó que se abrieran un procedimiento penal.

Asimismo, estalló el escándalo por la obtención irregular de un master por parte del hoy presidente del Partido Popular (PP), Pablo Casado, cuyo caso también abrió una investigación judicial, que es desahogado en el Tribunal Supremo, por ser un político aforado.

Después le tocó a Carmen Montón, la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social del gobierno de Sánchez, cuyo caso también fue ventilado por una investigación periodística.

Las circunstancias son muy similares, trato de favor de la universidad para la entonces diputada socialista, revalidación y modificación de las calificaciones, todo en forma irregular.

La noche del martes, Carmen Montón anunció su dimisión, solo unas horas después de que el presidente Pedro Sánchez le hubiera dado un espaldarazo, cuando la televisora La Sexta demostró que la entonces ministra había plagiado en 19 de las 52 páginas una serie de citas de otras investigaciones, incluida una de Mónica Pérez publicada en julio de 2004 en el portal mexicano de la organización periodística especializada Comunicación e Información de la Mujer (CIMAC) sobre el patriarcado.

Comentarios