Basureros a cielo abierto, foco rojo ambiental en América Latina

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Una tercera parte de los residuos urbanos generados en América Latina y el Caribe aún terminan en basureros a cielo abierto o en el medio ambiente, advirtió la Organización de Naciones Unidas en un nuevo informe difundido este martes.

El reporte Perspectiva de la Gestión de Residuos en América Latina y el Caribe de ONU Medio Ambiente advierte que esta práctica de manejo de desechos contamina los suelos, el agua y el aire de la región, y afecta la salud de sus habitantes.

La región genera aproximadamente el 10 por ciento de los residuos a nivel global, menciona el prólogo del documento.

De acuerdo con el informe, cada día son dispuestas inadecuadamente 145 mil toneladas de residuos, cantidad que equivale a los desechos generados por 27% de la población de la región o 170 millones de personas.

ONU Medio Ambiente urgió a los países de la región al cierre progresivo de basureros a cielo abierto, debido a que generan un elevado riesgo para la salud de las personas que viven cerca y de quienes recolectan materiales, son un foco de gases de efecto invernadero, infligen serios daños a las actividades turística y agropecuaria, y atentan contra la biodiversidad.

El informe advierte que, pese a los esfuerzos para mejorar la cobertura de recolección de residuos, todavía más de 35 mil toneladas diarias se quedan sin recoger, especialmente en zonas empobrecidas y comunidades rurales, lo que afecta a más de 40 millones de personas.

En el caso de México, menciona que en la capital del país se cuenta con un programa de separación de residuos orgánicos e inorgánicos que incluye vehículos recolectores de doble comportamiento y plantas de selección semimecánica.

A nivel nacional, sin embargo, de las 32 entidades federativas, únicamente en 13 se realiza la recolección selectiva, y si bien la cobertura de recolección es superior a 90%, sólo 9% se lleva a cabo de manera diferenciada.

A escala continental,  continúa el informe, solo 10% de los residuos se aprovecha a través del reciclaje u otras técnicas de recuperación.

El reporte revela que la generación actual de residuos de la región aumentará al menos 25 por ciento para el año 2050.

El aumento sostenido se atribuye a fenómenos globales como el incremento de la población, la expansión urbana y económica, y a los patrones de producción y consumo propios de una economía basada en el esquema de usar y tirar.

Residuos electrónicos

Una fuente de contaminación que necesita especial y urgente atención es la de los residuos peligrosos y especiales, como los aparatos electrónicos, los desechos hospitalarios o los asociados a la construcción, advierte el informe.

En lo referente al manejo de residuos de la industria móvil en México, el documento de Naciones Unidas detalla que el número de equipos celulares en el mercado mexicano se incrementó de 14 millones en 2000 a 107 millones hasta el primer semestre de 2016.

En ese contexto menciona el compromiso al que llegaron operadores móviles y fabricantes de equipos en 2013 para promover una cultura de reciclaje. Así, desde ese año se han reciclado 1.9 millones de teléfonos y 583 toneladas de accesorios como baterías, cargadores, tarjetas SIM y audífonos.

El informe fue presentado en el marco del XXI Foro de Ministros de Medio Ambiente de la región, que se celebra desde hoy y hasta el 12 de octubre en Buenos Aires, Argentina.

Comentarios