La reducción del IEPS a gasolinas generaría un boquete financiero, afirma Coldwell

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Pedro Joaquín Coldwell, titular de la Secretaría de Energía (Sener), recomendó no disminuir el precio de las gasolinas mediante una reducción del Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS), ya que generaría un boquete financiero para el próximo gobierno.

Al comparecer ante el pleno de la Cámara de Diputados, diversos partidos reclamaron el “gasolinazo” y le exigieron cuentas.

Coldwell afirmó que el aumento se debió a dos factores, la volatilidad del peso y el aumento en el crudo. No haber aumentado el precio de las gasolinas, dijo, hubiera puesto en riesgo la calificación crediticia del país “y sobre todo cancelar programas sociales que son fundamentales para muchos mexicanos”.

El boquete financiero que se había generado a octubre de 2017, era de 166 mil 77 millones de pesos, afectando a estados y municipios con 4 mil millones de pesos, según un informe del Centro de Estudios de las Finanzas de la Cámara de diputados.

El reducir no está en mis atribuciones, dijo Joaquín Coldwell, primero porque no elaboramos nosotros el presupuesto de egresos y porque no soy parte de este órgano legislativo.

“Sin embargo, no lo recomiendo en mi convicción de mexicano, porque haríamos un boquete enorme a las finanzas públicas y afectaríamos al gobierno electo en la restricción o cancelación de muchos programas sociales que se han anunciado en las últimas semanas”, dijo a los legisladores quienes le insistían en que debía bajar el precio de las gasolinas.

Y efectivamente, está en manos de los diputados federales el disminuir el IEPS y por consiguiente el precio de las gasolinas. El 4 de septiembre, al arranque de la legislatura, la fracción del PAN presentó su primera iniciativa la cual contempla reducir el IEPS.

El 29 de agosto, día de la instalación del Congreso General, el senador Dante Delgado, retó desde la tribuna de San Lázaro, a los diputados de Morena a disminuir el IEPS, semanas después Carlos Urzúa, próximo secretario de Hacienda dijo que no reduciría el precio de las gasolinas, pero tampoco aumentaría como no fuera conforme a la inflación. Es decir, se mantendría el elevado precio.

Durante la comparecencia del titular de Sener, Jacobo David Cheja Alfaro, integrante de la fracción de Movimiento Ciudadano demandó la reducción del precio a las gasolinas.

“El gasolinazo, conocido así popularmente, lo que llevó a esa decisión tan extrema, tan controvertida, fueron dos factores que inciden en el precio de los combustibles y que contienen un efecto muy grande sobre las finanzas públicas: cuando se incrementa el precio del crudo o el valor de las gasolinas, y cuando hay una gran volatilidad del tipo de cambio”, aseguró Coldwell.

“Los dos casos se presentaron en diciembre de 2016. El peso se devaluó considerablemente por el efecto Trump, los mercados estaban nerviosos, más a esto hubo un incremento considerable en el precio de las gasolinas. No haber incrementado ese precio hubiera implicado poner en riesgo la calificación crediticia del país y sobre todo cancelar programas sociales que son fundamentales para muchos mexicanos”, agregó.

En su réplica, Cheja Alfaro expresó, “los gasolinazos dejaron al gobierno en una posición incómoda y manchó en ciertos sectores la credibilidad de la reforma energética, porque se generó expectativa concreta de menores precios en los combustibles”.

Y luego añadió, el IEPS “sí se puede revertir”, es injusto que la gasolina esté doblemente gravada y eso provoca un impacto tremendo que va directamente en deterioro del bolsillo de los contribuyentes.

El emecista detalló que IEPS ha sido para el gobierno federal una excelente fuente de recaudación pues el 36% del costo de cada litro de combustible corresponde a impuestos, por lo cual es una fuente importante de ingresos para las arcas públicas.

“Señor secretario, aún es tiempo de corregir y de considerar la propuesta que les hacemos de la reducción del IEPS, están a tiempo de salir con la frente en alto dejándonos combustibles a mejores precios, de salir con la conciencia tranquila haciendo lo justo. Porque hacer lo correcto, señor secretario, hacer lo correcto es amar a México”, concluyó Cheja Alfaro.

Al inicio de este sexenio, el litro de gasolina se compraba en 13.98 pesos, y actualmente está en 20.77 pesos.

 

Comentarios