El abandono y fracaso de la selección femenil

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Repentinamente, la selección femenil de futbol de México pasó de ser una de las mejores generaciones de jugadoras del país a un equipo en crisis a partir de su temprana eliminación en la fase de grupos propinada por Panamá en el reciente Premundial de la Concacaf.

A la luz de los hechos, el tropiezo que apartó a México del Mundial Francia 2019 y le interrumpió la cadena de dos participaciones consecutivas en la magna justa generó dudas y repercusiones.

Ante este panorama, nadie en la Federación Mexicana de Futbol asume la responsabilidad del tropiezo, que representa el primer gran fracaso en la gestión de Yon de Luisa. Y un dato más, que no es menor: ninguno de los directivos de la Femexfut acompañó siquiera a esta travesía a las jugadoras del tricolor femenil.

En el centro de la tormenta, el conductor del proceso, Roberto Medina, tampoco fue la excepción. Sin asumir la autocrítica, el director técnico del equipo mexicano aseguró apenas se consumó la eliminación, el miércoles 10, que el tropiezo refleja que no se ha generado un crecimiento en el futbol de este sector, no obstante que desde el torneo Apertura 2017 se desarrolla con absoluta normalidad la Liga Mx femenil y que la base del equipo fue conformada por elementos que, en su mayoría, juegan fuera del país.

“Estamos apenados, esto nos ubica en que debemos trabajar mucho más individual y grupalmente. Nos engañamos en muchas cosas en el supuesto crecimiento de nuestra liga. No nos alcanzó”, sentenció Medina.

Si bien la selección femenil sufrió ante Panamá uno de los golpes más severos de los últimos años, Andrea Rodebaugh, la entrenadora de las Xolas de Tijuana, sale en defensa de la Liga Mx:

“Es un hecho que la Liga Mx está creciendo, ha rebasado las expectativas en todos los sentidos, desde el nivel de juego, el interés de los medios de comunicación, las redes sociales y la televisión. Ahora, la Liga Mx se transmite a nivel internacional. Hay mucha gente que la sigue y en el primer año se estableció récord mundial de asistencia en un partido femenil de la liga local. Eso irá generando mayor interés de los patrocinadores”.

Rodebaugh, quien fue entrenadora de la selección sub-20, recuerda que en este proceso la mayoría de las futbolistas que integraron la selección no participan en la Liga Mx. “La mitad de ellas juegan en Estados Unidos a nivel universitario y en Europa. Realmente, son pocas las que están en la liga local”.

En la nómina de 20 jugadoras convocadas por Medina para el Premundial sólo ocho participan en la Liga Mx, entre ellas cuatro pertenecen a los Tigres, actual monarca: Nancy Antonio, Nayeli Rangel, Cristina Ferral y Jacqueline Ovalle, además de Cecilia Santiago (América), Karla Nieto (Pachuca), Mónica Ocampo (Pachuca) y Rebeca Bernal (Monterrey).

Cuatro más llegaron procedentes de la liga española: la goleadora Charlyn Corral, que en su primer año fue campeona de goleo (trofeo Pichichi) con el Levante UD, gracias a sus 22 anotaciones; Mónica Flores (Valencia), Kenti Robles (Atlético de Madrid), Kiana Angélica Palacios (Real Sociedad); cuatro de la liga de Islandia: Ariana Catrina Calderón (Thor), Arianna Romero (Valur Reykjavik), Bianca Sierra (Thor) y Stephany Mayor (Thor).

Las restantes juegan en Estados Unidos: Katie Alicia Johnson Carreón (Sky Blue FC), Bianca Moreno (Houston Dash), Christina Murillo (Chicago Red Stars) y María Guadalupe Sánchez (Santa Clara University).

En resumen, el miércoles 10, el equipo mexicano fue derrotado 2-0 por Panamá en el último juego correspondiente a la fase de grupos, con lo cual perdió toda oportunidad de avanzar a las semifinales del torneo y de asegurar uno de los boletos mundialistas en juego. En su debut, la selección nacional fue goleada (6-0) por el anfitrión, Estados Unidos, campeón mundial reinante, que encabeza el ranking mundial de la FIFA y que además alargó a 25 juegos su invicto y clasificó por octava ocasión en fila a la Copa del Mundo femenil.

Aunque después, México superó 4-1 a Trinidad y Tobago en la segunda jornada, la derrota ante las panameñas determinó la eliminación del equipo tricolor, relegado al tercer escalón de su grupo, con apenas 3 puntos, por debajo de Estados Unidos (9) y Panamá (6).

El Premundial de Concacaf clasificó de manera directa a tres selecciones (Estados Unidos, Canadá y Jamaica, primer país caribeño que clasifica a un Copa del Mundo). El cuarto equipo mejor clasificado, Panamá, todavía tendrá una oportunidad más de clasificar a Francia en un repechaje contra Argentina, en noviembre.

Para la entrenadora de las Xolas es importante respetar los procesos, “porque armar selecciones al vapor ya no funciona para nada. En ese sentido, hay un proceso, hay jugadoras que ya llevan tiempo en la selección mayor que llegaron de selecciones menores.

“Hoy en día se sabe muy bien que los equipos más exitosos son aquellos que trabajan con unidad, como equipo a la ofensiva y a la defensiva. Es decir, el planteamiento táctico de cómo vamos a atacar y cómo vamos a defender. Ya no se puede depender de individualidades, como en la década de los noventa, cuando una marca te resolvía el problema. En la actualidad ya no funciona así a nivel internacional, la escala de la que estamos hablando”.

La estratega de las Xolas, quien trabajó junto a la directora deportiva Marbella Ibarra, que consolidó la franquicia propiedad del controvertido empresario Carlos Hank Rhon como la primera plantilla exclusiva de mujeres en el país, reitera que la selección nacional femenil necesita mayor trabajo de conjunto. “Efectivamente, 12 de esas jugadoras de la selección están en diferentes ligas y no se labora en un planteamiento táctico, en lugar de cuestionar tanto a las futbolistas (del fracaso)”.

“Difícilmente uno puede pensar que la Liga Mx haya tenido que ver con el resultado del Premundial. Ni para bien ni para mal. La Liga Mx apenas lleva un año y medio, y las jugadoras que ahora conforman la selección tienen, por lo menos, un proceso de 10 años en el representativo nacional”, asegura la entrenadora, para quien este fracaso repercutirá en las selecciones menores.

Es una lástima que las jugadoras se pierdan esa oportunidad de disputar el Mundial de 2019 –dice-. Varias de ellas que ya son grandes de edad, y  mantenerse cinco años más ya no es tan fácil, pensando en la edad y en las responsabilidades. Siempre es una pena cuando uno no lograr cumplir el ciclo.

-¿Este tropiezo marcará el fin del proceso de algunas jugadoras?

-Pudiera ser, dependiendo de sus objetivos de trabajo, la profesión y la edad. En lo personal, llegué a cierta edad en la que por más que hubiera querido ya no iba a poder, porque era económicamente dependiente y tenía responsabilidades.

Para Rodebaugh tampoco es asunto menor el hecho de que el Premundial se juega en Estados Unidos a partir de 2010, cuando México lo derrotó en Cancún. “Estados Unidos despertó en ese momento, porque vio que otros países lo estaban alcanzando. Desde entonces se enfocaron en su preparación física y mental. Lo que le faltó a México es que ese juego ante Panamá se tenía que ganar. Era un partido sumamente importante”.

“Si uno compara a Panamá, que tiene una liga que no se maneja de forma profesional y no había jugado un partido en dos años, sino que se empezó a preparar hace ocho meses, también habla mucho de lo mental, de creérsela, de decir que independientemente de lo que aparezca en el papel, el partido se tiene que jugar”.

De acuerdo a Rodebaugh, la forma de plantear el juego es lo importante, “sobre todo, no se concretaron las oportunidades. Hubo un penal –fallado por Charlyn cuando el marcador estaba cero a cero- que en ese momento pudo cambiar el rumbo del juego, pero no se anotó. Después, generó oportunidades que no definió, y entre más oportunidades falla uno, el rival se crece más.

“De afuera, es muy fácil señalar, pero conozco a muchas de las jugadoras porque pasaron por mi proceso en la sub-20. Estaban Charlyn, Ceci Santiago, Nayeli Rangel, que son grandes futbolistas. Internamente es donde tiene que salir la verdadera razón. Afuera, lo que pienso, con base a la tendencia del futbol mundial, es que se debe de tener un planteamiento ofensivo y defensivo, trabajar en equipo para sacar un buen resultado”.

El 14 de octubre, Leonardo Cuéllar, anterior entrenador de la selección nacional femenil, advirtió en conferencia de prensa que llegó el momento “de un cambio generacional, de una buena sacudida, de un proyecto diferente, que esté soportado por la Liga Mx femenil”, tras la rápida eliminación del representativo tricolor, apenas en la fase de grupos.

Lo anterior, pese a que en vísperas del torneo, el propio Cuéllar vaticinó que la selección dirigida por su ex auxiliar Roberto Medina era la mejor del futbol femenil nacional, y hasta se atrevió a decir que realizaría una histórica participación en el torneo, a juzgar por la experiencia de sus jugadoras.

Pero la decepción por el golpe devolvió a Cuéllar a la realidad. “Nos interesa desarrollar una jugadora mexicana nueva, moderna, que tenga los perfiles para representarnos de la mejor manera”, dijo ahora el 14 de octubre, en conferencia de prensa en Puebla.

Leonardo Cuéllar, que en 1998 clasificó a México por primera vez a un Mundial, dejó su cargo de seleccionador nacional femenil en abril de 2016, tras una serie de diferencias con sus jugadoras, en específico con Charlyn Corral, quien públicamente exigió un cambio en la dirección del representativo tricolor.

El exentrenador de la selección femenil se dijo molesto y decepcionado, al recordar que con este tropiezo también se pierde la posibilidad de participar en los próximos Juegos Panamericanos, al que califican los semifinalistas del Premundial.

La eliminación, dijo, “ha sido algo inesperada, por la manera en que ha sucedido. Al mismo tiempo, no me sorprende después de haber visto el primer partido ante Estados Unidos. No vi un buen sentimiento de que el equipo pudiera agarrar su momento y confirmarlo con una calificación”.

En enero de 2017, y después de nueve meses sin seleccionador nacional, la Federación Mexicana de Futbol designó al frente del equipo femenil a Roberto Medina, ex auxiliar técnico de Cuéllar que como técnico de la selección sub-20 de la especialidad calificó a México a los Mundiales de Alemania 2010 y Japón 2012. Con Medina, México refrendó la medalla de oro de los Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018, en julio pasado.

Un mes después, Roberto Medina condujo al tri femenil a la Copa del Mundo sub-20 Francia 2018, en su séptima participación consecutiva y octava en la historia. Sin embargo, luego de su sorpresivo debut, con victoria (3-1) sobre Brasil, México quedó eliminado en la fase de grupos, tras acumular derrotas ante Corea del Sur (2-1) e Inglaterra (6-1).

En la edición anterior del certamen, en Papúa Nueva Guinea 2016, Medina tuvo un inicio prometedor: con actuaciones convincentes, México avanzó a cuartos de final, donde fue derrotado (2-1) por Estados Unidos.

“Vi jugar a esa selección que llevó Roberto Medina a Papúa Nueva Guinea y quedé gratamente sorprendida: observé un cambio en la forma de juego contra la selección de Estados Unidos, que no sabía cómo hacerle ante México. Al final, Estados Unidos acabó ganando, porque hasta que sus jugadoras no anotan no descansan. Cuando vi a esa selección mexicana pensé que iba a darse un cambio en su forma de jugar. Ahora, en este Premundial no la vi jugar con ese dominio que le vi en Papúa Nueva Guinea. Hubo poco cambio en la estructura y la forma de juego, aunque se haya ido Leonardo”, analiza Rodebaugh.

“La verdad, esperaba que México avanzara en este Premundial. Es un llamado, pero no estoy de acuerdo que sea un llamado a ‘dejar de engañarnos respecto a la Liga Mx’. Creo que la Liga Mx es independiente. Esto empezó hace año y medio y el proceso de la selección nacional inició hace 10 años…”, revira a Medina la estratega de las Xolas.

La entrenadora de las Tuzas del Pachuca, Eva María Espejo, rescata parte del actual proceso: “Para el siguiente ciclo faltan casi cinco años. No tiro todo por la borda, porque también está la clasificación a Juegos Olímpicos. Está claro que se rompe la racha y la posibilidad de ir por tercera vez a un Mundial de forma consecutiva. La continuidad en estas competencias es importante, sobre todo para el crecimiento de las jugadoras, pero no todo está perdido: ahí está la clasificación para los Juegos Olímpicos y después iniciar el proceso para el siguiente mundial”.

En entrevista, Ana Espejo reflexiona sobre la eliminación mexicana: “la pongo en perspectiva, si bien a todos nos dolió. En su momento, haciendo una analogía, los hombres no clasificaban al principio y Suecia nos goleaba… nosotras llevamos un atraso en relación al futbol varonil de casi 100 años, porque la liga profesional femenil apenas se acaba de formar. Me parecen tropiezos bastante normales. Es doloroso, eso sí lo creo, pero hay que seguir trabajando para que no vuelva a suceder y tener continuidad en las competencias”.

De las declaraciones de Medina tras el fracaso –“nos engañamos en muchas cosas en el supuesto crecimiento de nuestra liga”-, la directora técnica de las Tuzas considera que el seleccionador de México de la rama femenil habló en un momento “de muchas emociones. Cuando uno termina el partido tiene una perspectiva diferente de las cosas. La Liga Mx nació para eso, para nutrir a selecciones nacionales.

“Quizá dentro del proceso de selecciones, el que menos ha visto resultados en ese sentido puede ser él, entre comillas, porque nuestra liga es sub-23, estamos impulsando a las menores, obligadas a cumplir con mil 100 minutos de una menor en el terreno de juego. Las que ahora pueden ver y palpar los frutos son las selecciones menores, la sub-15, sub-17 y sub-20. Hasta ahora, han sido buenos procesos en todo lo que han competido”.

Espejo reitera que, de a poco, la Liga Mx da frutos. “También es una liga incipiente, que va naciendo, y sería exigirle demasiado para que desde ahora tenga a gente de calidad. Esto es un proceso a largo plazo y tener muy claro que debemos ser pacientes. Para tener una selección consolidada va a pasar tiempo y sea una selección formada con jugadoras de nuestra liga”.

“Todas estamos muy triste por no clasificar. Siempre que las jugadoras tengan esa oportunidad de medirse a nivel internacional, de tener un parámetro del lugar en el que estamos parados, cada que se pierde una oportunidad de esas es lamentable. A los hombres les ha sucedido en algún momento. En este caso, lo que más nos duele es no asistir al Mundial, aunque la liga sigue, necesita mejorar, crecer, ser más competitiva. Se necesita un montón de cosas, pero se gana con tiempo y con mucha paciencia. Esto es un proceso a largo tiempo, y es a lo que tenemos que apostar”, afirma Eva Espejo.

Acerca del autor

Reportero con 30 años de experiencia en temas deportivos, egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha cubierto Copas del Mundo de Futbol, Gran Premio de Fórmula Uno, peleas de boxeo de título mundial, mundiales de ciclismo, Juegos Panamericanos y Juegos Centroamericanos.

Comentarios