Gobierno de EU urge a los “líderes de México” acciones puntuales para frenar la caravana migrante

El secretario de Estado de Estados Unidos, Michael Pompeo. Foto: AP Rahmat Gul El secretario de Estado de Estados Unidos, Michael Pompeo. Foto: AP Rahmat Gul

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Mike Pompeo, el secretario de Estado de Donald Trump, vituperó de nuevo contra la caravana de migrantes centroamericanos que se encuentra en México, y urgió a los “líderes de México” que tomen “acciones puntuales” para “resolver” la situación.

En la tarde, Pompeo llamó al canciller mexicano Luis Videgaray Caso, con el que platicó sobre “los esfuerzos que realiza el gobierno de México para atender la caravana de migrantes” –cuyos integrantes están en la comunidad chiapaneca de Huixtla–, según la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

“Estados Unidos también tiene un mensaje para los que forman parte de esta caravana, y de todas las caravanas por venir: no lograrán entrar a Estados Unidos de manera ilegal, sin importar cómo. Repito: de ninguna manera la caravana cruzará nuestra frontera sur de manera ilegal”, aseveró el político, en una conferencia de prensa.

“En los últimos dos días, hablé dos veces con mi homólogo, el secretario Luis Videgaray. Creemos que los líderes de México saben cuáles son los mejores pasos para resolver esta situación, y les urgimos a tomar acciones puntuales para ello”, añadió Pompeo, quien estuvo el viernes pasado en México.

“La caravana de migrante está violando las leyes soberanas de México”, insistió el diplomático, y agregó: “Desde un punto de vista de la seguridad, no existe un registro de quiénes son los individuos en la caravana, y ello genera un riesgo de seguridad inaceptable para Estados Unidos”.

Estas declaraciones se suman a la serie de ataques contra la caravana de migrantes que profirió Donald Trump e integrantes de su gabinete a lo largo de la semana pasada. Todavía hoy, el magnate repitió su insinuación según la cual en el grupo de migrantes podría haber “gente de Medio Oriente”.

Trump –y su gabinete– amenazó a los gobiernos del triángulo norte de Centroamérica con recortarles los apoyos económicos en el caso de no impedir la salida de sus connacionales, y amagó al gobierno mexicano con desplegar el Ejército en su frontera sur o abandonar el recién firmado Tratado México Estados Unidos Canadá (T-MEC).

El viernes pasado, el mismo Pompeo vino a México y se reunió con Videgaray y con el presidente Enrique Peña Nieto. Les exhortó a detener la caravana antes de que llegue a Estados Unidos, y horas después, Peña Nieto afirmó, en un mensaje a la nación, que “como cualquier país soberano, México no permite, ni permitirá, el ingreso a su territorio de manera irregular, mucho menos de forma violenta”.

Ayer, el mandatario reiteró a los integrantes de la caravana que “difícilmente podrán lograr su objetivo, ingresar a Estados Unidos o de permanencia en México”.

Comentarios

Load More