Intoxicación alimenticia por presencia de algas nocivas mató a manatíes en Tabasco: especialistas

VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- Intoxicación alimenticia por presencia de algas nocivas, derivadas de prolongadas sequías, altas temperaturas y coliformes fecales, fueron las causas de la mortandad de manatíes en Tabasco, concluye el dictamen elaborado por especialistas sobre este fenómeno registrado en la entidad.

Guillermo Haro Bélchez, titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), informó que, según el dictamen de 30 investigadores, académicos y científicos, la muerte de 48 sirénidos (entre mayo y octubre) fue provocada por factores multifactoriales.

Entre ellas, prolongadas sequías, altas temperaturas del agua, presencia elevada de coliformes fecales, residuos sólidos urbanos y principalmente la presencia de tres algas cianofíceas nocivas con alto grado de toxicidad: microcistina, cilindropemosina y saxitoxina, que fueron digeridas por los animales y resultaron letales.

De acuerdo con el funcionario federal, se tomarán acciones emergentes para formar una hoja de ruta y un cauce a la solución de este problema “atípico” y minimizar la posibilidad de que pueda volver a presentarse, como mantener un monitoreo técnico-científico para detección de florecimiento de algas nocivas y el control del ecosistema.

Además, se fortalecerá la investigación y el desarrollo tecnológico para captura selectiva de especies exóticas; la puesta en marcha de proyectos ecológicos prioritarios, como censos y control de aves acuáticas; la reforestación en orillas de los ríos Bitzales y Maluco, y realizar censos constantes de manatíes en la región, calculados entre 500 y 1 mil animales.

Destacó que con base en las atribuciones de Profepa se emitirá una recomendación a través del gobierno del estado, para que los municipios de Centla, Macuspana, Jonuta, Centro, Paraíso y Balancán instrumenten las acciones necesarias para controlar la contaminación y regular las descargas de aguas residuales.

Además, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) continuará apoyando la zona afectada con plantas potabilizadoras.

Al participar en la reunión del Comité de Atención a la Contingencia por Mortandad de Manatíes en Tabasco, encabezada por el gobernador Arturo Núñez, Haro Bélchez descartó la presencia de hidrocarburos como causa de la muerte de los sirénidos.

En la reunión, el investigador de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), Jorge Alberto Goñi Arévalo, ofreció detallada explicación sobre la presencia de los diferentes tipos de algas existentes en la zona y sobre los estudios de campo que mostraron una fuerte invasión de las cianofíceas nocivas que provocaron la mortandad de los manatíes.

Aseguró que, derivado de la fuerte presencia de algas tóxicas, no solamente murieron los mamíferos, sino también hubo una indiscriminada mortandad de peces, y el lirio acuático se encontraba fuertemente intoxicado.

“El agua no era lo que estaba intoxicada, sino que fue el alimento que consumieron los animales”, puntualizó.

Recomendó acciones emergentes, como monitorear la calidad del agua en esta época de lluvias, buscar la presencia de cianofíceas en la vegetación sumergida y flotante; atender el problema de concentración de peces, como el pez diablo que devora especies nativas de Tabasco, y buscar la participación comunitaria en los procesos de limpieza y evaluación.

En su oportunidad, el gobernador Arturo Núñez reconoció el trabajo de investigadores y científicos de las instituciones que conforman el Comité, y resaltó que una vez conocidas las causas de la muerte de los 48 mamíferos podrán realizarse las acciones pertinentes para evitar que vuelva a presentarse el fenómeno.

Informó que junto con la Profepa iniciarán las gestiones ante la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para emitir la declaratoria y certificar que el pescado de la zona se puede consumir y comercializar, en beneficio de las diversas uniones de pescadores.

Comentarios