AMLO soslayó recomendaciones internacionales para designar ministro de la Corte: expertos

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador para la designación del nuevo ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) desatendió las recomendaciones internacionales para fortalecer en México la independencia del Poder Judicial.

De acuerdo con organizaciones de la sociedad civil y expertos internacionales, los perfiles de los candidatos para reemplazar al ministro en retiro José Ramón Cossío no garantizan ni la independencia ni la paridad en el máximo tribunal, debido a la militancia política de dos de ellas y a que el tercero es hombre.

Las organizaciones, que en México han impulsado el parlamento abierto, llamaron al Senado a rechazar de plano la terna integrada por Loretta Ortiz Ahlf, Celia Maya Garía y Luis González Alcántara.

Ortiz forma parte del gobierno de López Obrador y Maya es militante de Morena, mientras que, de ser elegido, González Alcántara mantendría la actual relación de género en la SCJN, donde hay nueve hombres y dos mujeres.

La terna no garantiza la designación de una persona idónea, no abona al principio constitucional de paridad, ni fortalece la confianza de la ciudadanía en el máximo tribunal, como exigen los estándares internacionales, puntualizaron las organizaciones.

El Senado tiene una oportunidad de ejercer sus funciones de control y contrapeso y analizar exhaustivamente la propuesta presidencial, abundaron representantes de Artículo 19, Borde Político, Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho, Fundar, GIRE y México Evalúa, entre otras.

Tales representantes de la sociedad civil también han impulsado el panel internacional para el seguimiento de la designación del ministro, integrado por la exrelatora de la OEA para la libertad de expresión, Catalina Botero; el excomisionado de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Carlos Ayala, y la directora de la Facultad de Derecho Internacional y del Centro de Derechos Humanos de la Universidad de Washington, Macarena Saez.

En compromisos internacionales de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y de la OEA, México se ha comprometido a garantizar la independencia del Poder Judicial, lo que se debe reflejar en la designación de los ministros de la Corte, precisó Saez.

Quien llegue a la Corte, apuntó, no sólo debe tener las credenciales técnicas, sino formación en temas de derechos humanos y cómo se falla desde la perspectiva de género, tal como se estableció en la condena internacional contra México por el llamado caso de Campo Algodonero.

Por su parte, Ayala expresó que México está ante “una oportunidad histórica”, en momentos en que se pide más transparencia en América Latina para la designación de los máximos jueces. El Senado tiene la responsabilidad internacional e histórica de escoger al candidato idóneo, recalcó.

Los jueces tienen que ser independientes, no tener vínculo político o económico para no generar posteriores pagos de favores, remató.

Comentarios