Lupita González, cada vez más lejos de los Juegos Olímpicos

De hacerse realidad la pesadilla que enfrenta, la marchista mexicana María Guadalupe González quedará fuera de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El viernes 7, autoridades de la Federación Internacional de Atletismo revelaron que la ganadora de una medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río 2016 fue suspendida temporalmente bajo sospecha de usar una sustancia ilegal llamada trembolona. La defensa de Lupita está en el limbo ante las complicaciones propias del relevo administrativo en la Conade. 

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- A Alfredo Castillo Cervantes le estalló su más reciente escándalo en el tramo final de su administración al frente de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade): un análisis de laboratorio practicado a la marchista María Guadalupe González, ganadora de una medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río 2016, arrojó un resultado adverso en una prueba antidopaje de rutina que se le practicó el 17 de octubre último. 

Considerada una de las mayores esperanzas de México para ganar una presea en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, la atleta recibió una suspensión provisional que pone en peligro su futuro deportivo, pues de ser hallada culpable será inhabilitada por cuatro años, como estipula el artículo 10.2.1 del Código Mundial Antidopaje, lo que la dejaría fuera de la justa de verano y marcaría el abrupto final de su sobresaliente carrera deportiva.

La prueba adversa indica la presencia de la sustancia conocida como trembolona, un esteroide anabólico prohibido que disminuye la grasa y aumenta la masa muscular, según expone el informe de la Unidad Integral de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) –encargada de los temas de dopaje– sobre el resultado del análisis efectuado a la atleta. El reporte fue dado a conocer el viernes 7 por las agencias internacionales de noticias. 

Si se confirma la presencia de la sustancia, una vez abierta la muestra B en presencia de la deportista o de quien ella designe, el resultado analítico se convierte en “positivo”, lo que significaría que es culpable; también sería sancionada la persona que le suministró el esteroide, ya sea su entrenador y pareja sentimental, Esteban Santos, o su médico. 

La trembolona, utilizada en la alimentación del ganado vacuno, cuenta con la aprobación del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), órgano administrativo desconcentrado de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural. Tiene asimismo el aval del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, para la producción de carne de res. 

El presidente de la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo (FMAA), Antonio Lozano, reveló al suplemento deportivo Cancha que tuvo una conversación con Lupita y que ella “ya ejerció su derecho para abrir la prueba B y que ésta fue abierta a finales de noviembre y se ratificó la sustancia. Tendrá que explicar su consumo (…) No estamos exentos de una contaminación por ingesta”.

Posteriormente, en una entrevista para el diario español El País, Lozano confirmó que el caso comenzó el 17 de octubre con una prueba a la que Lupita se sometió ante el Comité Nacional Antidopaje (CNA), presidido por Pedro Luis Benítez, quien también fue subdirector general de la Conade por encargo de su amigo Castillo Cervantes.

Sin embargo, fuentes que conocen el caso y que solicitaron que se reserve su identidad, aseguran a este semanario que aún no ha sido abierta la prueba B ni Lupita González ha viajado a Montreal, sede de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA), debido a la ausencia temporal de la autoridad en la Conade, dependencia obligada a apoyar a la atleta, según el artículo 128 de la Ley General de Cultura Física y Deporte.

No obstante, de acuerdo con integrantes de la Conade, a González le corresponde directamente hacerse cargo de su defensa. El Código Mundial Antidopaje, en su artículo 8, expone que puede elegir defenderse de manera individual o designar a un representante.

La Conade operó sin director durante casi medio mes, cuando Castillo dejó el cargo el último día de noviembre, y su sucesora, Ana Gabriela Guevara, rindió protesta el jueves 13 ante el subsecretario de Educación Básica, Gilberto Guevara Niebla.

Guevara Niebla acudió al acto protocolario en representación de Esteban Moctezuma Barragán, secretario de Educación Pública. Hasta ese día 13 sólo el Comité Olímpico Mexicano (COM) y la Secretaría de Marina (Semar) expresaron su voto de confianza para la atleta suspendida. 

“Cuenta con todo nuestro respaldo moral para que pueda salir adelante en este difícil momento. Hay que esperar la resolución definitiva. Vamos a darle el beneficio de la duda, como una hija distinguida de la familia olímpica”, anunció el presidente del COM, Carlos Padilla, en conferencia de prensa.

Sanción de la Semar

María Guadalupe González es integrante del equipo de atletas de la Semar. Por sus méritos deportivos ostenta el cargo de teniente de corbeta. Consultada por este semanario, la institución naval confirma que conoce del caso por las noticias y asegura que está atenta a los resultados del control antidopaje para analizar las acciones que ejecutará. 

Marina dio a conocer a este semanario que su deportista no puede hacer declaraciones a la prensa, por motivos legales. De hacerlo se expondría a una sanción. Sin embargo, destaca que no es la primera vez que un atleta debe enfrentar acusaciones como ésta, y añade que los señalados han sido absueltos en la mayoría de los casos porque se ha comprobado que el problema fue la ingesta accidental de carne contaminada. 

Si la WADA y la IAAF determinan que la marchista mexicana es culpable de usar sustancias prohibidas, Marina también podría sancionarla degradándola de cargo o dándola de baja.

De acuerdo con el Código Mundial Antidopaje, vigente desde 2015, cada atleta está obligado a asegurarse de que ninguna sustancia prohibida se introduzca en su organismo.

Si se confirma que Lupita consumió una sustancia prohibida pero prueba que no lo hizo con dolo ni por negligencia, enfrentará una amonestación o hasta una suspensión por sólo dos años. 

Según personas allegadas a la marchista, su defensa se enfocará en argumentar que la carne contaminada es un problema de salud pública en México, como ocurre con el clembuterol. Desde 2011, la WADA ha sobreseído todos los casos en los que ha encontrado niveles de clembuterol por ingesta de carne. 

Los alegatos también buscarán exponer que a la propia atleta no le beneficia consumir la trembolona porque el aumento de masa muscular no le da ninguna ventaja sobre los demás marchistas. 

Chocan versiones

En agosto último el estadunidense Jarrion Lawson, ganador de la medalla de plata en la competencia de salto de longitud del Campeonato Mundial de Atletismo de 2017, fue suspendido por dar positivo en el examen antidopaje. La sustancia: trembolona. 

La sanción contra el deportista se mantiene pese a que el análisis detectó pequeñas cantidades del esteroide, aunque el afectado declaró que no hubo dolo en su consumo porque se utiliza legalmente en Estados Unidos para la producción de carne. La ingesta de alimentos con trembolona también causó la suspensión de dos miembros de la delegación rusa que participó en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014.

En México, el Comité Nacional Antidopaje es el encargado de la recolección de las muestras (de orina o de sangre), de la gestión de sus resultados y de la celebración de las audiencias en la materia. 

El martes 11 –antes de que Ana Gabriela Guevara asumiera el cargo–, Proceso realizó consultas en la Conade sobre el caso de González. Funcionarios de la dependencia, también bajo anonimato, dijeron que el análisis de la marchista no se efectuó en el Laboratorio Nacional de Prevención y Control del Dopaje Conade, a cargo de Juan Manuel Herrera. Aseguraron que se trató de un control internacional y que oficialmente desconocen el caso. 

Sin embargo, otras fuentes de la misma comisión afirmaron que un médico del Laboratorio Nacional de Prevención y Control del Dopaje Conade, en apoyo a la IAAF, fue asignado para tomarle las muestras a la atleta mexicana y que las pruebas fueron enviadas al laboratorio de Montreal, en Canadá. Personal con acceso al laboratorio de la Conade mencionó que tiene prohibido hablar públicamente sobre el tema.

Este semanario también solicitó hablar con el presidente de la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo, Antonio Lozano. Sin embargo, hasta el cierre de esta edición no había respondido a la solicitud de entrevista.

Las fuentes consultadas advierten que el futuro deportivo de González está en riesgo porque su preparación física depende del tiempo que dure su proceso, y ponen de ejemplo que existen casos en los que los atletas aceptan inmediatamente su responsabilidad y sus juicios duran semanas o meses. 

La marchista mexicana ganó la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, plata en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 en la especialidad de 20 kilómetros y en mayo último se coronó campeona de la especialidad en la Copa del Mundo que se realizó en China.

Este reportaje se publicó el 16 de diciembre de 2018 en la edición 2198 de la revista Proceso.

Acerca del autor

Reportero con 30 años de experiencia en temas deportivos, egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha cubierto Copas del Mundo de Futbol, Gran Premio de Fórmula Uno, peleas de boxeo de título mundial, mundiales de ciclismo, Juegos Panamericanos y Juegos Centroamericanos.

Comentarios