Vocero del ayuntamiento de Acapulco retira su participación en medio digital

La alcaldesa Adela Román y el empresario de medios, Roberto Bravo, durante la toma de protesta en el ayuntamiento porteño. Foto: Especial La alcaldesa Adela Román y el empresario de medios, Roberto Bravo, durante la toma de protesta en el ayuntamiento porteño. Foto: Especial

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El recién designado director de Comunicación Social del ayuntamiento de Acapulco, Roberto Ramírez Bravo, anunció que decidió retirar su participación accionaria en la empresa denominada La Plaza Diario y que no beneficiará con recursos del erario a su portal digital para evitar incurrir en conflicto de intereses.

No obstante, advirtió que mantendrá sus tratos comerciales con el resto de los organismos públicos como el gobierno estatal, el Congreso local y ayuntamientos, indica un comunicado suscrito por los accionistas del medio digital.

Lo anterior, luego de que ayer la agencia Apro informó que la alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo, designó como director de Comunicación Social del ayuntamiento a Roberto Ramírez Bravo, dueño de una empresa informativa que recibe recursos públicos por concepto de publicidad oficial.

En respuesta, representantes del medio digital La Plaza Diario informaron que “por decisión propia, Roberto Ramírez Bravo nos ha comunicado su deseo de retirar su participación accionaria en este proyecto, para marcar un completo deslinde con su nueva encomienda” y rematan.

“Por otra parte, el colectivo que integramos La Plaza, queremos informar a nuestros lectores que hemos tomado la decisión de no suscribir ningún convenio de publicidad con el Ayuntamiento de Acapulco, durante la actual administración, o durante el tiempo en que Roberto Ramírez participe en ella. Con otras instituciones y organismos públicos o privados continuaremos nuestros tratos comerciales con normalidad”, indica el comunicado de la empresa.

En agosto pasado, Apro informó que durante la LXI legislatura local, que presidió el exdiputado priista Héctor Vicario Castrejón, se destinaron más de 17 millones de pesos anuales por concepto de “apoyos” y pago por “servicios publicitarios” a medios de comunicación, sin criterios transparentes para la asignación de los recursos públicos.

Entre los dueños de medios beneficiados destaca Ramírez Bravo, quien recibía 10 mil pesos mensuales del Legislativo. También está el caso del editor del portal Trasfondo Informativo, Julio Zenón Salgado, quien recibía 5 mil 800 pesos mensuales, pese a que se desempeñaba como director de Cultura del ayuntamiento de Acapulco, durante el periodo del exalcalde perredista Evodio Velázquez.

Incluso el director de comunicación social del Congreso en ese entonces, Jaime García Moreno, se adjudicó más de 400 mil pesos en los tres años que estuvo en el cargo, para beneficiar a su empresa Agencia Notymás por concepto de “servicios informativos”.

A pesar de que públicamente se exhibió el conflicto de intereses, ninguno de los dos exfuncionarios fue investigado y sancionado para reintegrar los recursos públicos.

Previamente, en noviembre de 2017, Apro informó que el gobierno de Héctor Astudillo Flores gasta alrededor de 587 millones de pesos anuales para difundir publicidad oficial en medios de comunicación y la entrega de “apoyos económicos”.

Comentarios

Load More