Pese a crisis de inseguridad en Guerrero, Astudillo ejerció 18% menos en este rubro en 2017

CHILPANCINGO. Gro. (apro).- A pesar de que el principal problema en la entidad es la inseguridad y la violencia, el gobierno de Héctor Astudillo Flores ejerció 18% por ciento menos de los recursos federales etiquetados para la Secretaría de Seguridad Pública estatal (SSP), en 2017.

El presupuesto autorizado por el Congreso local en ese entonces para la SSP, fue de dos mil 278 millones de pesos y al cierre de ese año, solo se invirtieron mil 869 millones, es decir, 409 millones menos de los recursos contemplados hace dos años, indican reportes oficiales de la Cuenta Pública estatal.

Las causas del subejercicio en el área de Seguridad, no han sido explicadas por el mandatario y durante 2017 se registraron dos mil 310 homicidios dolosos y el nivel de impunidad se mantuvo en un 90%, de acuerdo a estadísticas del INEGI.

Además, de que a la fecha existe un déficit de agentes operativos en las siete regiones de la entidad y los procesos de certificación y evaluación de las corporaciones policíacas estatal y municipales siguen inconclusos desde 2104.

En contraste, la administración astudillista erogó en 2017, más de 11 mil millones de pesos en gasto administrativo, medios de comunicación, ceremonias oficiales, traslados y viáticos de funcionarios, cifra que representa 22% más del presupuesto de egresos aprobado en 2017 por el Congreso local que fue de 50 mil 352 millones.

Ayer la agencia Apro, informó que el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO), calificó como “simulado” el presupuesto de Egresos del gobierno estatal ejercido en 2017.

Ello debido a que la administración de Astudillo, ingresó y ejerció más recursos de lo autorizado por el Legislativo y canalizó recursos millonarios a partidas consideradas por el organismo civil como “no prioritarias”.

Comentarios