Gobernadora de Sonora llama a “llenar el tanque”, aunque gasolineros niegan desabasto

HERMOSILLO, Son. (apro).- La gobernadora de Sonora, Claudia Artemiza Pavlovich Arellano, invitó a “tomar precauciones” en la compra de gasolina debido a que cuenta con el reporte de que, en al menos dos distribuidoras de la entidad se quedaron sin combustible.

“En dos distribuidoras ya no hay gasolina, entonces yo les recomiendo que por lo menos tomen sus precauciones, que llenen el tanque y es importante que sí lo hagan”, dijo la mandataria priista.

“No entiendo muy bien, la verdad, por qué se está dando esta situación, lo desconozco, sinceramente, y tendría que platicar con las autoridades a nivel federal, porque hoy en la mesa de seguridad de donde me pasan información, de sus reuniones diarias en la que participan en el Ejército, la Marina, el secretario técnico de la mesa (Rafael) Acuña Griego, la fiscal (Claudia Indira Contreras) y el secretario de seguridad (David Anaya Cooley), pues no tenían ellos informe de que hubiese robo de gasolina, ni de combustible y, entonces, no entiendo muy bien del por qué en dos distribuidoras de Sonora no hay gasolina”.

Las declaraciones vertidas por Pavlovich, en reunión con los periodistas integrantes de la Mesa Cancún, se contraponen al mensaje enviado esta mañana por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien llamó a no caer en “compras de pánico”.

En contraposición a las recomendaciones de la gobernadora sonorense se encuentra también el comunicado de la Organización Nacional de Expendedores (Onexpo) de la entidad, en el que se acepta que sólo habrá “retrasos” en la venta de gasolina y no “desabasto” como en el resto del país.

Luis Horacio Muñoz Santini, presidente de Onexpo Sonora, organismo que agremia a 350 gasolinerías en la entidad, explicó que el suministro de hidrocarburos está llegando puntualmente a la terminal marítima ubicada en Guaymas, Sonora, en buques tanque que salen desde Salinas Cruz, Oaxaca, los cuales recorren el Pacífico y arriban al estado una vez por semana.

“Desde Guaymas, los combustibles se transportan a las estaciones de servicio, a través de un sistema de ductos pero sólo a Hermosillo y Ciudad Obregón, por lo que todavía no se ha confirmado o negado que Pemex vaya a cerrar estos ductos para evitar robo de combustibles o el llamado huachicoleo, como ha ocurrido en otros estados”, precisó el líder de los expendedores sonorenses.

El resto de las gasolinerías en otros puntos geográficos de Sonora reciben sus combustibles por medio de carrotanques particulares y de esta manera “los energéticos están tardando un promedio de cinco a seis horas extras en llegar”.

Algunos carrotanques que cargan sus combustibles en terminales de servicio, añade el comunicado, tendrían que cargar su producto en el puerto, en donde se espera que se regularice esta situación en las próximas semanas.

Comentarios