Concesionarios de la Línea 2 del Metrobús denuncian presunto desvío de 4.5 mdp

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Socios concesionarios de la empresa Corredor Oriente Poniente SA de CV (COPSA) denunciaron un presunto desvío de recursos por 4.5 millones de pesos en la Línea 2 del Metrobús por parte del expresidente del Consejo de Administración, Juan Manuel Martínez Herrera.

En un comunicado difundido este jueves dieron a conocer que detectaron irregularidades en el manejo de esos recursos, pues si bien formaban parte del Fondo de Sustitución de Unidades, fueron canalizados al pago de demandas, convenios, acreedores y proveedores, así como préstamos a socios.

El 22 de octubre de 2018, subrayaron, el Sistema Metrobús entregó los 4.5 millones de pesos a Martínez Herrera, entonces presidente del Consejo de Administración de COPSA, pero a la fecha no ha presentado un solo comprobante de pago o la devolución del dinero al organismo público descentralizado.

Los denunciantes detallaron que de acuerdo con el oficio MB/DG/DPES/3682/2018, firmado por el exdirector general de Metrobús, Guillermo Calderón, la entrega de los recursos del Fideicomiso 6628, destinado a la sustitución de las 15 unidades con las que inició servicios la empresa, era transitoria.

Con los 4.5 millones de pesos –subrayaron– podrían cubrirse los compromisos con los institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) por diversas cantidades, además de solventar las demandas mercantiles, el atraso en los pagos a proveedores y la recuperación de préstamos a los socios.

Según los concesionarios, el presunto desvío impidió renovar 15 unidades que ya cumplieron su vida útil, y ofrecer un servicio de calidad a las 170 mil personas que lo utilizan cada día de Tacubaya a Tepalcates.

Además, obstaculizó el pago de más de 10 millones de pesos que se adeuda a los 82 socios de COPSA desde hace 20 meses.

La denuncia se suma a la que los mismos concesionarios hicieron el pasado 26 de diciembre ante la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México por un daño patrimonial de 1.7 millones de pesos, por la presunta decisión de Martínez Herrera de hacer la venta ilegal de dos autobuses sin autorización del Sistema Metrobús como regulador del servicio.

Por todo ello, los 82 socios de COPSA exigieron la intervención de la autoridad en materia de movilidad y del organismo que regula el servicio de Metrobús, ante el riesgo de perder su fuente de ingresos y “el patrimonio construido por décadas dedicadas a la prestación de transporte público”.

Comentarios