Sedena podría asumir funciones de distribución de combustible, dice el presidente

Custodia a pipas de Pemex. Foto: David Deolarte Custodia a pipas de Pemex. Foto: David Deolarte

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobierno de la República analiza si la adquisición de 500 pipas para abastecer de combustible diferentes zonas del país, podría ser operada por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), para vincular así los procesos de vigilancia con los de distribución.

Lo anterior fue dado a conocer por el presidente Andrés Manuel López Obrador quien esta mañana anunció que está en revisión si la red de distribución debe ser operada por Pemex o por la Sedena.

“La Sedena también tiene un sistema de transportación y queremos vincular transporte con vigilancia, pipas protegidas, estamos hablando de que ante cualquier emergencia no falte combustible”, expuso.

Se trata de un plan de seguridad, explicó, que consiste en evitar que una zona se quede sin combustible cuando se rompa y se repare un ducto.

Hasta ahora, la participación del Ejército en el plan del gobierno para combatir el robo de combustible, coloquialmente llamado “huachicoleo”, consistía principalmente en vigilar los ductos, pero de concretarse la medida, participaría directamente en las operaciones de transporte, una función que, desde la Reforma Energética, corresponde a la subsidiaria Pemex Logística.

Comentarios

Load More