Moctezuma dio un cargo a exfuncionario de Guerrero envuelto en escándalos de corrupción

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, dio cabida en su equipo de trabajo como coordinador operativo –a pesar de sus oscuros antecedentes– a José Luis González de la Vega Otero, quien hasta ahora se desempeñaba como responsable del sector en el gobierno de Héctor Astudillo y antes del de Zeferino Torreblanca Galindo (2005-2011).

El nuevo funcionario de la SEP fue uno de los principales impulsores de la reforma educativa promovida por el gobierno federal anterior y se vio envuelto en no pocos escándalos de corrupción, como la venta de libros de texto gratuito y la adjudicación directa de contratos millonarios a constructoras.

La agencia Apro documentó algunas de esas tropelías. Con documentos oficiales, en marzo de 2018 publicó una nota del dispendio en que incurrió De la Vega Otero en su paso por la SEP de Guerrero.

Los informes refieren que la abultada estructura administrativa de la SEG, conformada por 105 trabajadores, entre ellos el extitular de la dependencia, José Luis González de la Vega Otero, así como subsecretarios, directores y jefes de departamento, representaron un gasto burocrático en sueldos de 2 millones 984 mil 401 pesos mensuales; es decir, 35 millones 812 mil 815 pesos al año.

Los documentos publicados en su momento advierten que cuatro colaboradores considerados como los más cercanos de González de la Vega gastaron 707 mil 787 pesos de un fondo revolvente ejercido con opacidad durante el periodo del 29 de enero al 2 de marzo de 2018.

El desglose del gasto burocrático de la oficina de González de la Vega indica que al menos cuatro de sus colaboradores más cercanos se adjudicaron bonos de 30 mil pesos; facturaron pagos de hasta 8 mil pesos por concepto de comidas y reportaron consumos excesivos de gasolina, así como gastos en material de papelería y pasajes aéreos sin justificación alguna.

Así lo refiere un informe general de “solicitudes de pago” de la Dirección General de Recursos Financieros de la dependencia estatal.

El denominado staff del ahora funcionario del gobierno de López Obrador estaba conformado por el exsecretario técnico, Jorge Sotomayor Landeta; el exsecretario particular, Fernando Calderón Neri; el excoordinador de Asesores, Luis Alberto Sánchez Martínez, y la exsecretaria privada, Yeny López Ortiz, todos vinculados al Partido Nueva Alianza y al grupo político de la exlideresa del magisterio Elba Esther Gordillo.

De la Vega Otero y su equipo ocuparon los mismos cargos durante el gobierno de Zeferino Torreblanca Galindo de 2005 a 2011, y su gestión en ese entonces estuvo plagada por diversas acusaciones de corrupción y desvío de recursos.

Entre los casos documentados destaca la venta de varias toneladas de libros de texto gratuito a un reciclador de papel, en diciembre de 2005, y la adjudicación directa de un contrato por 100 millones de pesos que benefició a 12 empresas constructoras, presuntamente vinculadas a amigos y familiares de Torreblanca Galindo, en 2008.

Además, González de la Vega mantuvo una confrontación directa con la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) y normalistas de Ayotzinapa, a quienes acusó de pertenecer a la guerrilla.

González de la Vega renunció al gobierno de Astudillo a finales del año pasado argumentando “motivos de salud” y ahora reapareció públicamente como funcionario de la SEP, dependencia que dirige Esteban Moctezuma y a quien calificó como su amigo desde 1994.

Lo anterior fue informado por el propio De la Vega Otero en una extensa entrevista publicada en la edición de este miércoles en el periódico El Sur, donde se justificó de aplicar en Guerrero la extinta reforma educativa del sexenio pasado, pese a las protestas del magisterio disidente, desalojos violentos y encarcelamiento de líderes sociales, argumentado que era “un mandato legal”.

“Ahora habrá una nueva disposición de mayor mayor contacto con padres de familia y una apertura con los maestros”, expresó el nuevo funcionario federal, quien durante el sexenio de Torreblanca Galindo acusó penalmente a normalistas de Ayotzinapa por delitos  como “sedición, motín y rebelión”.

Comentarios