UdeG tiene que ser ejemplo de transparencia y rendición de cuentas: Alfaro

Enrique Alfaro Ramírez, gobernador de Jalisco. Foto: Octavio Gómez Enrique Alfaro Ramírez, gobernador de Jalisco. Foto: Octavio Gómez

GUADALAJARA, Jal. (apro).- El 22 de febrero de 2010, Enrique Alfaro Ramírez, en su calidad de presidente municipal de Tlajomulco por el PRD, declaró a su territorio libre del “mandamás” de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Raúl Padilla López, tras denunciar presuntas manipulaciones y chantajes del exrector; ahora como gobernador, se pronuncia por un cambio en la casa de estudios.

En entrevista, en Casa Jalisco, se le pregunta al mandatario estatal si ahora anunciará que Jalisco es un estado libre del exrector, y si le pedirá que rinda cuentas sobre el manejo de los recursos de la casa de estudios, ya que Raúl Padilla preside diversas instancias de la UdeG.

“Una cosa es que de mi parte hay una voluntad de diálogo con la Universidad, como institución y también con quien encabeza el grupo político conocido como de la Universidad de Guadalajara (…) y otra cosa muy distinta es pensar que habrá algún tipo de complicidad, o de generar un modelo de encubrimiento si hay una irregularidad. La Universidad de Guadalajara tiene que ser ejemplo de transparencia y de rendición de cuentas”.

Alfaro consideró que el cambio político al interior de la universidad, debe comenzar con “el cambio en las definiciones de prioridades, de criterio de manejo de los recursos de la Universidad de Guadalajara, tiene que haber un ejercicio de construcción de esa nueva ruta que surja de la comunidad universitaria, sino va a ser complicado hacerlo”.

Desde hace 29 años que Raúl Padilla controla la UdeG, parte de los recursos se canalizan al Corporativo de Empresas Universitarias que consta de 14 entidades, las cuales para este año recibieron un presupuesto arriba de los 735 millones de pesos.

Las 14 empresas parauniversitarias son: Editorial Universitaria, Club Deportivo UdeG, Feria Internacional del Libro, Empresa Desarrolladora de Software y de Negocios, Operadora de Estacionamientos, Hotel Villa Montecarlo, Empresa Servicios Universitarios, Operadora Centro Cultural Universitario, Hotel Villa Primavera, Inmobiliaria Universitaria, Operadora Auditorio Metropolitano,  Red de Gasolineras Universitarias Sociedad Anónima, Operadora Parque Industrial Los Belenes, y Sistema Corporativo Proulex-Comlex.

Hoy, Raúl Padilla pretende que dentro del Centro Cultural Universitario (frente a éste se edificó el auditorio Telmex que costó al menos 600 millones de pesos) se construyan 700 viviendas. De acuerdo con reportes de la casa de estudios cada año, en promedio, el 60% de los aspirantes a estudiar una carrera son rechazados.

Enrique Alfaro refirió que el pasado 15 de enero, durante el último informe del rector Miguel Navarro comentó que existe respeto y apoyo para la UdeG, pero apuntó que se debe replantear el manejo de los recursos públicos.

Además, dijo que la UdeG, debería ser “autocrítica” y replantearse “cómo se están manejando sus recursos y de cómo se están atendiendo temas que de entrada, me parece deben de estar en el centro de la agenda, particularmente el de poder atender a más jóvenes que hoy están siendo rechazados por la universidad”.

La UdeG cuenta con un presupuesto estatal y federal que para este año asciende a 13 mil millones de pesos. La fiscalización del manejo de los recursos, le corresponde a la Auditoría Superior del Estado de Jalisco y a la Auditoria Superior de la Federación.

En ese sentido, Enrique Alfaro precisó “espero que actúen con mucha claridad” ambas instancias, y que si detectarán alguna irregularidad, no habrá “de mi parte encubrimiento de ningún tipo”, y ofrece su “voluntad para ayudar”.

Relación con el exrector

Al mencionarle a Enrique Alfaro, el capítulo de su confrontación con Raúl Padilla, y su cambio de actitud hacia él, justificó que no tiene un conflicto personal con Raúl Padilla, sino sólo “tengo puntos de vista distintos, respecto a la agenda política”, y “respecto a lo que tendría que ser el futuro de la UdeG”.

Acotó que “no soy un político que se asuste o que se agache, no lo hice antes cuando estábamos en condiciones de mucho mayor fragilidad política (refiriéndose a cuando fungió del alcalde) que como estamos hoy”.

Recalcó que en su administración no se le abrió espacio a personajes cercanos al “mandamás” de la casa de estudios, como sí lo hicieron gobiernos priistas y panistas.

“Una cosa es abrir un espacio de diálogo y evitar la confrontación, y otra cosa es decir que fui a entregarme o a aflojar o cambiar principios y convicciones a cambio de algo. La pregunta sería, ¿a cambio de qué? simplemente lo que creo es que nuestro estado requiere un ejercicio de reconciliación general, sin perdón ni olvido”, apuntó.

Enrique Alfaro refirió que detuvo “el pleito con Raúl”, porque la confrontación no conduce a ningún lado. A la vez, consideró que “Raúl tiene mucho que aportar” al ser “un hombre inteligente” que conoce “la nueva realidad del estado y del país”.

“Creo que ha habido pocos actores políticos en este estado, creo que pueden sostener el haber hablado con tanta claridad y tan de frente, con el tema de Raúl padilla como tu servidor, porque hay periodistas valientes que lo han hecho, críticos dentro de la comunidad universitaria que lo han hecho, pero un actor político de este estado que haya hablado con la claridad que yo lo que hecho sobre el tema me parece que hay pocos, sostengo lo que dije. Hay muchas cosas que cambiar en la Universidad y en este estado”, comentó.

Insistió en que “de mi parte no va haber encubrimiento ni complicidad con nadie que lastime a Jalisco. Tenemos que actuar con mucha determinación, todos. Tenemos que entender que la universidad es una institución que debe de vivir un proceso de ajuste, porque estamos en un momento de cambio de fondo a nivel nacional, a nivel local, no puede quedar la universidad al margen de eso, pero sí creo en la idea de que el origen de este ejercicio de reflexión debe de surgir de la comunidad universitaria”.

Cuando se le cuestionó que Raúl Padilla ejerce un cacicazgo, por lo que será difícil que ese cambio provenga del interior de las casas de estudio, el gobernador, apuntó que lo que se debe de “generar son las condiciones para que ese proceso se dé”.

Se le insistió en cómo se darían esas condiciones, y respondió: “Con el mensaje que va a quedar claro en el camino, el gobernador del estado hará todo lo que esté a su alcance para propiciar ese ejercicio de reflexión interna y de cambio institucional que requiere la universidad. Yo sí creo que lo necesita, soy un convencido de ello, lo he dicho públicamente. Lo sostengo hoy. Nunca fue parte de ningún diálogo con Raúl Padilla, es decir, yo nunca plantee la idea de cambiar mi opinión, mi visión sobre la necesidad de que la universidad también replantee muchas cosas”.

Prosiguió: “(…) Y sobre todo el tema de que la universidad pueda concentrarse en lo que es su función sustantiva que es educar a los jóvenes jaliscienses, me parece que es un asunto inaplazable. Estoy convencido de ello, y haré lo que pueda para lograrlo. Si alguien tiene la duda respecto a que si yo voy a ser un obstáculo para que ese proceso de cambio en la universidad se dé, y surja de esa manera, con respecto a la comunidad universitaria, de una vez lo digo no voy a ser un obstáculo, sino, seré un impulsor de un replanteamiento completo de la universidad como lo estoy planteando para el estado de Jalisco. La Refundación de Jalisco, requiere la refundación de la Universidad de Guadalajara”.

La casa de estudios, tendrá un cambio de estafeta el próximo mes. A lo largo de la semana, se han registrado cinco aspirantes a la rectoría general de la UdeG, entre ellos están los rectores, del Centro Universitario de Ciencias de la Salud, Jaime Federico Andrade Villanueva; del Centro Universitario de Tonalá, Ricardo Villanueva Lomelí; del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades, Héctor Raúl Solís Gadea; del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías, Ruth Padilla Muñoz. El quinto participante es el director de los Hospitales Civiles, Héctor Raúl Pérez Gómez.

Según la convocatoria, los aspirantes expondrán su programa general de trabajo ante el pleno del Consejo General Universitario (CGU), en sesión pública, entre el 30 de enero y el 1 de febrero próximos, en el Paraninfo Enrique Díaz de León.

La elección del rector general de la UdeG se realizará el 6 de febrero, en la sesión, los integrantes del CGU, elegirán al ganador ocupará la silla de la rectoría durante el periodo de 2019 a 2025.

Al respecto, el gobernador, dijo que no se meterá en las decisiones universitarias, por respeto a su autonomía.

“Yo espero que con quien sea el próximo rector verdaderamente pongamos sobre la mesa una agenda de transición de fondo de la propia universidad, que pueda caminar en sintonía con la agenda que yo me comprometí a impulsar que es la de la refundación de nuestro estado”, reiteró Alfaro.

Comentarios

Load More