“¿Podrás perdonarme?”: talento para la estafa

MONTERREY (apro).- En ocasiones el talento de una persona se encuentra escondido, y emerge, sorpresivamente, de la peor manera.

Lee Israel, una escritora decadente y de aspecto desaliñado, se encuentra en apuros pecuniarios, su pluma no deslumbra. Los editores han dejado de creer en ella y sus libros últimos han resultado fracasos. Además, su carácter compulsivamente autodestructivo, la muestra como un humano repudiable.

En esta mujer de carácter explosivo se crean algunas circunstancias adversas que la orillan a tomar decisiones desesperadas. Se encuentra dentro de una tormenta perfecta emocional, cuando le llega una idea brillante y perversa:
falsificar cartas de escritores famosos pasra venderlas a precio de oro.

En ¿Podrás perdonarme? (Can you ever forgive me?, 2018) Melissa McCarthy interpreta con brillante explosividad, a esta dama que se convierte en una estafadora maestra. Simpática como actriz, singular por su sobrepeso y dotada para la comedia, crea un personaje abominablemente atractivo. Israel es inconsciente del desorden en el que se encuentra su vida, y no le importa nada más que obtener recursos para pagar la renta del siguiente mes.

La directora Marielle Heller toma el caso de la vida real de Lee, que puso de cabeza el mundo del arte, inundándolo con decenas de documentos apócrifos que se disputaban ingenuos coleccionistas de este selecto y bien remunerado mercado. La historia que describe es hipnótica, con una serie de personajes perfectamente delineados, precipitándose en su propio abismo personal, sin medir consecuencias.

El cómplice perfecto de Lee es Jack (Richard E. Grant), un bohemio homosexual, que se busca la vida aquí y allá y encuentra un pretexto inigualable para ponerle emoción a su vida sin sentido, además de ayudarse a recibir algunos dólares. La interpretación de Grant es virtuosa, al encarnar a un desheredado de la vida, un tipo que vive en la inopia y que es tan inescrupuloso como entrañable. Jack no quiere hacer ningún daño, pero su estupidez hace que quienes lo rodean resulten afectados.
La cinta habla de cómo algunas personas asumen una moralidad muy particular. Los compinches en el timo no saben que lo que hacen es realmente malvado, que engañan a personas ilusionadas, que los objetos coleccionables amañados puede acarrearles graves consecuencias legales. Se envician en un modo de vivir deshonesto que les permite obtener cuantiosas ganancias. Hasta que la vida les cobra el atrevimiento.

¿Podrás perdonarme? es un cuento moral sobre el crimen que no paga. Heller muestra admiración por la pícara escritora, aunque también la ve con mucha conmiseración y hasta lástima. Después de todo, Lee no es más que una mujer sola, que adopta actitudes antisociales porque ve una ventana a través de la cuál la vida puede entregarle lo que no pudo obtener con talento propio.

Es una soberbia exhibición de antivalores, con personas descritas con palpitante realidad.

Comentarios

Load More