Estancias infantiles, clave para que la mujer tenga acceso al mundo laboral: OIT

GINEBRA, Suiza (apro).- La Organización Internacional del Trabajo (OIT) afirmó que las estancias infantiles son un factor determinante y clave para atraer a las mujeres al mundo laboral y al empleo formal.

“En países con mayor gasto en cuidados infantiles hay una proporción mayor de madres de familia con empleo, lo cual es muy importante para atraer mujeres a la fuerza laboral’’, dijo a Proceso Manuela Tomei directora del Departamento sobre Condiciones de Trabajo e Igualdad de la OIT.

“Los países que invierten más en proveer servicios de cuidado para la primera infancia, está generalmente asociado con una tasa de participación y de empleo de las mujeres más elevada respecto a los países en donde las inversiones en esos servicios es inferior”, agregó Tomei.

“Hay una correlación directa y positiva entre las inversiones en este tipo de servicios y la tasa de empleo de la mujer’’, complementó.

Explicó que la proporción del PIB que se destina a cuidados para la primera infancia, siempre va en relación al acceso al empleo formal de las madres de familia.

En el marco del lanzamiento del informe de la OIT sobre las diferencias de género relacionadas con el trabajo titulado “Un Paso Decisivo Hacia la Igualdad de Género’’, Tomei remarcó “las facilidades de cuidado infantil es una parte importantísima de la agenda de OIT para trabajo decente’’.

El informe dado a conocer en Ginebra sostiene que no puede haber un progreso sustancial en la equidad de género en el mundo del trabajo laboral sin el apoyo del estado para las madres de familia.

La OIT destaca que en los últimos 5 años en México el programa para cubrir el 90% de las estancias infantiles subsidiando tanto a padres de bajos ingresos y a los proveedores de cuidados infantiles ha mejorado el acceso de la mujer al mercado laboral, con lo que se crearon al menos 45 mil empleos formales para las mujeres que se beneficiaron de este servicio.

Además, cuando se combinan medidas específicas como cuidado infantil libre de impuesto, compensación económica para mujeres desempleadas o en el empleo informal y subsidios universales para centros de cuidado infantil, la posibilidad de que la mujer participe en la economía aumenta de manera notoria.

La evidencia encontrada en 41 países confirma una positiva y fuerte correlación del porcentaje de la población femenina empleada y el número de niños inscritos en las estancias infantiles para los bebés y menores en edad de prescolar, argumenta la OIT.

Los hallazgos sugieren que las políticas empleadas para aumentar la cobertura de esas estancias puede provocar un aumento en la participación de la mujer en el mundo del trabajo.

“Diversos factores obstaculizan la igualdad en el empleo y el que desempeña el papel más importante es el cuidado de los niños”, lanzó Tomei.

“En los últimos 20 años la cantidad de tiempo que las mujeres dedican al cuidado y al trabajo doméstico no remunerado apenas ha disminuido y el tiempo que le dedican los hombres ha aumentado sólo en 8 minutos al día’’, remarcó.

“A este ritmo serán necesarios más de 200 años para alcanzar la igualdad en el tiempo dedicado al trabajo no remunerado’’, estimó.

Por otra parte, el informe señala que a nivel global en los últimos 5 años, la diferencia entre las tasas de empleo de los hombres y las mujeres ha disminuido menos de 2 puntos porcentuales.

La diferencia de remuneración entre hombres y mujeres permanece en un 20 % a nivel mundial y en México la brecha del pago de sueldos entre hombres y mujeres es del 15.6 %, según datos obtenidos por la OIT.

Además, también a nivel mundial, OIT observa una “penalización profesional de la maternidad’’ pues la diferencia entre la proporción de mujeres adultas con hijos menores de 6 años que trabajan, frente a las mujeres sin hijos, aumentó significativamente en un 38%.

“Sólo lograremos el futuro del trabajo con justicia social que necesitamos cuando aceleremos la toma de medidas para mejorar el progreso en la igualdad de género en el trabajo. Ya sabemos lo que hay que hacer’’, afirmó el director general de la OIT Guy Ryder con motivo del lanzamiento del informe de la OIT, el brazo laboral de la ONU.

Comentarios