Colima: un menor muerto, drogas y una historia “poco creíble” en casa del secretario de Turismo

COLIMA, Col. (apro).- Entre la opacidad de las autoridades estatales y las versiones contradictorias que rodearon el asesinato de un menor de edad, la noche del lunes 4, en la casa del secretario de Turismo del gobierno del Estado, Efraín Heriberto Angulo Rodríguez, el caso se encuentra envuelto en la incertidumbre y la desinformación.

El suceso fue reportado a las autoridades por vecinos de la colonia Las Palmas, al norte de esta ciudad, cuando escucharon gritos, golpes y balazos al interior del domicilio del funcionario, de donde vieron salir a varios jóvenes que escapaban totalmente desnudos por las azoteas.

Inicialmente, las autoridades emitieron mensajes escuetos en los que se dejó entrever que el hecho fue resultado de un asalto presuntamente cometido por la delincuencia común.

A las 10:55 de la noche del lunes, el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez publicó en Facebook un breve mensaje en el que se alegró de que el funcionario no haya resultado herido, pero nunca mencionó el asesinato del menor de edad:

“Lamento informar que hoy el secretario de Turismo, Efraín Angulo Rodríguez, fue víctima de un hecho delictivo. Afortunadamente no resultó herido. He pedido a la Fiscalía General del estado que se investigue y se esclarezca de inmediato”.

Cerca de la 1:00 am del martes, la Fiscalía General del Estado envió un comunicado basado en la versión de que “unos sujetos ingresaron” al domicilio del secretario, “lo sometieron a él y a sus acompañantes” y “durante el incidente, una persona falleció por asfixia y otra persona resultó baleada, con lesiones que no ponen en riesgo su vida”.

La corporación añadió que “los presuntos responsables despojaron de dinero a las personas y también se llevaron un vehículo de Gobierno del Estado asignado a la Secretaría de Turismo”.

Frente a las versiones difundidas a partir del martes por usuarios de las redes sociales, en el sentido de que los hechos habrían ocurrido en el contexto de una fiesta gay que “se salió de control”, el secretario de Turismo ofreció, el miércoles 6, una rueda de prensa en la que anunció haber puesto su renuncia a disposición del gobernador y dio su explicación de los hechos.

Dijo que alrededor de las 19:00 horas del lunes se encontraban reunidos en su casa once personas —cuatro de ellos sus invitados con quienes había estado el fin de semana en Manzanillo, y aseguró que al resto no los conocía, pues fueron “invitados de invitados”—, cuando irrumpió en el inmueble un comando de más de diez personas armadas, que buscaban dinero y drogas.

Durante varias horas, según dijo Angulo Rodríguez, los recién llegados golpearon, torturaron, maniataron y obligaron a desnudarse a todos, a quienes les tomaron fotografías y videos.

A uno de los presentes, a quien dijo no conocer, lo llevaron a una habitación, donde le exigían que les dijera dónde compraba droga, y terminaron matándolo por asfixia. El funcionario dijo desconocer si había menores de edad.

Sin embargo, el jueves 7 en Tonila, Jalisco, durante el sepelio del joven de 16 años asesinado, el padre de éste pidió, en declaraciones a Televisa, que se esclarezca el asunto:

“Yo pido que por favor se esclarezca bien cómo están las cosas y que el responsable o los responsables paguen, porque él es un menor de edad, ahí es corrupción de menores, el de la casa debe de saber qué pasó”.

El reportero buscó este viernes hablar con el padre de la víctima, pero comentó que para continuar dando entrevistas tendría que consultar con sus abogados.

Y fue hasta este día cuando el gobernador Peralta Sánchez anunció la aceptación de la renuncia de Efraín Angulo como secretario de Turismo.

Según un comunicado del gobierno estatal, “en diálogo sostenido entre ambos, el mandatario estatal le dijo a Angulo Rodríguez que comparte sus argumentos, en el sentido que es necesario que los procesos legales que ya ha iniciado los continúe como ciudadano y no como funcionario público”.

Así también, Peralta Sánchez “le agradeció su trabajo al frente de la dependencia que encabezó y la generosidad para presentarle su renuncia” y dijo que pedirá a la Fiscalía General del Estado “que realice una investigación a fondo, esclarezca los hechos y detenga a quienes resulten responsables”.

De acuerdo con el presidente municipal de Colima, Leoncio Morán Sánchez, frente a este caso, “la única certeza que tenemos es de que no hay claridad sobre las cosas, es lo único de lo que estamos seguros”.

En entrevista, dijo que la FGE tiene en estos momentos el reto de dar certidumbre a los ciudadanos, pues “hay un nivel de poca credibilidad hacia las instituciones y hay una gran oportunidad de la fiscalía y el mismo gobierno de dar certeza y confianza a la gente”.

Morán indicó que desde el momento en que trascendió que la persona fallecida en ese lugar es un menor de edad “es un tema que el ayuntamiento tiene la obligación de atender”, máxime cuando la familia de la víctima se acercó a pedirle apoyo.

El alcalde refirió que el padre del joven muerto le manifestó su preocupación por lo que ha sucedido en torno al tema, pues le parece poco creíble la versión que se ha hecho pública sobre el suceso no corresponde al conocimiento que tienen de su hijo, por lo que “nosotros tenemos que darle seguimiento y respuesta a la familia a través de los organismos que tiene el ayuntamiento de Colima para la atención a los menores”.

Según Leoncio Morán, “llaman la atención las condiciones en que se dieron las cosas, que haya fallecido un menor, que es el tema que brinca un poco, y que nadie sepa qué fue lo que sucedió con certeza”.

El alcalde hizo notar que este asunto ha dejado muchas dudas entre los ciudadanos, por ejemplo el hecho de que se habla de un comando, pero “resulta poco entendible que haya un comando armado que no sea visible para las autoridades, y que las autoridades tampoco hayan manifestado a quién corresponde ese comando armado.

Además, “parece ilógico que un grupo armado llegue y fotografíe, desnude y tome video de la gente, hay cosas que a los vecinos no les cuadra, porque un comando armado no llega a tomar fotografías, llega y hace lo que tiene que hacer y se va”.

Por otra parte, agregó el presidente municipal, el ahora exsecretario “mete un tema adicional de drogas, que no estaba en el escenario, entonces tal vez hay otra línea que seguramente está siguiendo la fiscalía y que también todavía preocupa más a los ciudadanos”.

Leoncio Morán concluyó: “Hasta hoy no se ha informado quiénes son los extranjeros que estaban en la casa, no se sabe si se les tomaron declaraciones o qué pasó con ellos”, además de que “la misma gente ha detectado videos donde estas personas venían exclusivamente a un evento aparentemente privado con el funcionario estatal y no se sabe si son inversionistas, si son amigos, quién pagó los viajes, no hay claridad sobre el tema”.

Comentarios