Familias de Guatemala buscan a sus fallecidos tras volcadura en Chiapas

Familias de Guatemala llegaron a los hospitales y al Semefo en busca de sus seres queridos. Foto: Especial Familias de Guatemala llegaron a los hospitales y al Semefo en busca de sus seres queridos. Foto: Especial

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (proceso.com.mx).- Desde el 8 de marzo, poco a poco han ido llegando a los hospitales de Chiapas y al Servicio Médico Forense, familiares, amigos y conocidos de los 23 muertos fallecidos y 33 lesionados en la volcadura de un camión repleto de migrantes.

Don Félix Cax del Departamento de San Marcos, Guatemala, rompió en llanto al identificar el rostro de su hijo entre los muertos; Félix Jeremías Cax tenía 17 años y era el menor de sus cuatro hijos.

“Le dije que no se fuera, que allá teníamos poco para comer pero estábamos todos juntos. Le dije que sembrando lo poco o lo que podamos sembrar en nuestra tierra pero no era necesario que se fuera. Pero a los chamacos les entra el contagio de cómo ven otros que se han ido y les ha ido muy bien y ellos también se quieren ir a Estados Unidos”, cuenta don Félix entre sollozos.

Emersón García de 20 años es originario también del municipio de Malacatán, del Departamento de San Marcos Guatemala, hoy fue el primero en ser dado de alta del Hospital Dr. Jesús Gilberto Gómez Maza.

Recibió unas suturas en la cabeza por traumatismo y presenta contusiones en diversas partes del cuerpo.

Su padre, Carlos García, viajó desde esa región fronteriza hasta la capital del estado para ver a su hijo lesionado. Posteriormente se unió a otras personas que buscan a sus hijos muertos en el Servicio Médico Forense (SEMEFO).

“Al menos mi hijo está vivo, sobrevivió, pero estamos viendo acá a otros vecinos y paisanos que están sufriendo, llorando, con mucha tristeza, mucho llanto y mucho dolor, porque han perdido a un hijo”, dice Carlos García.

Emerson García dice que llegó también para ver el cuerpo de su amigo Ronal López, con el viajaba. Es su vecino y decidieron aventurarse juntos para llegar a Estados Unidos. Su destino era Houston, donde ya lo esperaban.

Señala que en promedio cada migrante pagó entre 7 y 8 mil dólares para ser trasladado desde Guatemala hasta Estados Unidos.

Recuerda que la tarde del jueves en que volcó el camión en el que iban escondidos, quedó inconsciente y que al despertar de su desvanecimiento todo era llanto, gritos de dolor de los sobrevivientes.

La mayoría de los que iban escondidos en el camión de caja cerrada, eran jóvenes de entre 15 y 25 años.

Señala que ya no volverá a emprender la travesía y se quedará a vivir en Guatemala, porque esto que le pasó, dice, es una advertencia de que no debe de irse y que tiene que regresar con sus padres.

Hoy los familiares pidieron a las autoridades estatales que agilicen la entrega de los cuerpos de sus fallecidos y que las autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM) no obstaculicen el viaje que hacen los padres para venir por los cuerpos de sus hijos.

Afirman que algunos familiares de fallecidos fueron detenidos y regresados a Guatemala. “Lo que hace la gente es un viaje de dolor, es un viaje de tristeza, es un viaje de llanto, no es un viaje de placer, quieren venir a ver a sus heridos y a sus muertos, pero las autoridades migratorias no son conscientes con ello y los deportan”, dijo Avelino López, quien acompañó a un familiar a venir por el cuerpo de su hijo al Semefo.

Hoy las autoridades estatales, dieron a conocer los nombres de los heridos hospitalizados en los nosocomios Jesús Gilberto Gómez Maza de Tuxtla, el Hospital Básico Comunitario de Berriozabal, el Hospital Básico Comunitario de Chiapa de Corzo, el  Hospital Básico Comunitario Alcalá y la Cruz Roja.

La Fiscalía General del Estado (FGE) dio a conocer los avances de la carpeta de investigación 094-021-0402-2019 que informa sobre la causa mecánica de los hechos.

Según el dictamen pericial, la falta de pericia del chofer fue la causa de que el vehículo marca Ford Super Duty tipo tres toneladas con caja seca de color blanco y con placas de Tabasco, saliera del camino y se precipitara al fondo del barranco de aproximadamente cinco metros de profundidad.

El fiscal Jorge Luis Llaven Abarca señaló que el vehículo era conducido a gran velocidad, con aproximadamente 70 personas de Guatemala a bordo, paradas en la caja seca, luego el chofer perdió el control del volante, lo que ocasionó el lamentable hecho.

Sobre los lesionados el fiscal señaló que 13 ya fueron dados de alta, 13 se encuentran estables, cuatro están en estado delicado y tres más con pronóstico médico reservado.

Añadió que cinco cadáveres ya han sido identificados por los deudos y se encuentran en proceso de entrega a familiares y a autoridades consulares.

“De acuerdo con los dictámenes de la necropsia de ley realizados a los 23 cuerpos, se determinó que los extranjeros perdieron la vida por traumatismo craneoencefálico y fractura de vértebra cervical”, dijo el fiscal.

El gobernador Rutilio Escandón Cadenas expresó su solidaridad con la familias de los deudos y afirmó que los lesionados tendrán el apoyo médico que requieran.

Load More