Fotografías de Ana Casas en el Museo de la Ciudad de México

De la serie Kinderwunsch

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Dentro del Festival Tiempo de Mujeres que organiza la Secretaría de Cultura Capitalina, el Museo de la Ciudad inauguró la muestra Kinderwunsch, fotografías de la artista Ana Casas Broda, española de origen radicada en México.

El proyecto Kinderwunsch, palabra en alemán (lengua de la infancia de la fotógrafa) que significa a la unión de las palabras “niños” y “deseo”, fue un proyecto de largo aliento. Del 2006 al 20012, se conformó como documental en primera persona sobre la maternidad y fue publicado primeramente como libro en 2003 bajo el sello editorial español La Fábrica.

La exposición está conformada por el discurso visual: fotografías a color de gran formato, así como el discurso literario, y una proyección de audio, donde todo se complementa para hacer de esta propuesta una experiencia interesante.

El montaje es extraordinario; las tres salas han sido ocupadas para abrazar la propuesta vital de la fotógrafa, quien comparte una experiencia tan personal e invita al espectador a reflexionar sobre sus propias narrativas.

Casa en uno de los textos escribe:

“El deseo de tener un hijo, un embarazo. Habitar un cuerpo ajeno, perfecto. Parir, los pechos llenos de leche, el delirio de los primeros meses. Un espacio atemporal, sin forma, día y noche se suceden sin divisiones. El placer de ese pequeño cuerpo pegado al mío, a mi pecho, amamantar, cada tres horas, dormitar, delirar, el agotamiento. Un cuerpo que se alimenta de mí. Tantas emociones intensas, contradictorias, sorprendentes. Y en algún momento, un deslizamiento a otra escena, un movimiento imperceptible, radical.”

La crítica y curadora de fotografía inglesa Susan Bright ha escrito un texto que permite entender cómo es a través de la fotografía como Casas logra registrar y explorar el terreno de la memoria y la identidad a través del cuerpo y las acciones:

“La memoria, el recuerdo, el presente, el pasado y el futuro son hechos análogos a la fotografía y juegan un papel vital en el trabajo de Ana Casas. Ana tiene una gran perspicacia sobre el poder del medio, y lo usa como herramienta para desencadenar recuerdos y para consolidarlos en el futuro. Comprende que el tiempo guarda una estrecha relación con la memoria y que en este hecho reside el verdadero poder que el medio encierra.”

La exposición permanecerá abierta hasta el 19 de mayo, el Museo de la Ciudad de México se encuentra ubicado en Pino Suárez 30, Centro Histórico.

Comentarios

Load More