La FGR declinó atraer caso de desaparición de migrantes en San Fernando: Durazo  

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, aseguró que la Fiscalía General del estado de Tamaulipas solicitó a la Fiscalía General de la República (FGR) atraer la investigación sobre los migrantes desaparecidos en San Fernando en las últimas semanas.

Sin embargo, el funcionario aclaró que la FGR no aceptó, por lo que el caso quedó en el ámbito estatal.

Durante la conferencia matutina en Palacio Nacional, Durazo detalló que la indagatoria se desarrolla con apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Policía Federal y las autoridades locales, y añadió que todos los resultados de la investigación se van a dar a conocer.

“Se tiene la lista completa de las personas que iban en el autobús”, agregó.

El funcionario comentó que ayer encontraron a dos grupos “no vinculados”: uno de 74 personas y otro de 71, entre ellos, niños.

“Sí se encontró a un grupo de 74 migrantes de diversa nacionalidad y a otro grupo de migrantes, 71 personas, entre ellos varios niños localizados por la Policía Federal”, comentó.

En la misma conferencia, el titular de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval, difundió las imágenes de los 22 migrantes indocumentados desaparecidos en Reynosa, el pasado 7 de marzo. Comentó que es posible que hayan usado identificaciones falsas de mexicanos para pasar un filtro militar.

Aquel día, alrededor de las 11:15 horas, el autobús en el que viajaban los migrantes se detuvo en un puesto de seguridad militar en La Coma, en el kilómetro 134 de la carretera Ciudad Victoria-Matamoros.

Según la bitácora de la Sedena, el chofer era José Ángel Rivera; el autobús tenía el número económico 9596 y placas 417-HY-4 de la línea Transpais, procedente de Tampico a Ciudad Reynosa.

Las imágenes muestran cómo los soldados revisaron la unidad y a los pasajeros. A las 11:24 horas, la unidad siguió su camino. No llevaba resguardo policiaco.

El titular de la Sedena también informó que, tras seguir una denuncia, personal de la dependencia ubicó un inmueble en Altamira, Tamaulipas, donde hallaron a 34 personas migrantes: ocho de Guatemala, 25 de Honduras y una de El Salvador, mismas que fueron liberadas.

Además, hallaron tres armas de fuego, 11 cargadores, así como vehículos cisterna relacionados con robo de combustible.

 

Comentarios