Policía federal catea gasolinerías sin permisos en Coahuila y Durango

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El pasado 16 de marzo, la Policía Federal cumplimentó una orden de cateo en dos gasolinerías ubicadas en Coahuila y Durango, las cuales no contaban con los permisos de la Comisión Reguladora de Energía ni de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Las dos gasolinerías intervenidas pertenecen a  la empresa Progas, propiedad de Ernesto Murra Papadopulos.

Pemex le cerró una estación por irregularidades en controles volumétricos, lo que se relaciona con robo de hidrocarburos.

Murra Papadopulos ha sido denunciado por habitantes de Coahuila por su comportamiento violento, ya que se ha dedicado a amedrentar a la población con amenazas con arma de fuego.

Incluso, derivado de la primera clausura de Pemex, amenazó de muerte al apoderado legal y a otros funcionarios.

La Policía Federal actuó en apoyo a la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Ambientales Previstos en Leyes Especiales (UEIDAPLE), de la Fiscalía General de la República (FGR), informaron ambas dependencias.

El operativo se realizó para dar seguimiento a la orden de cateo concedida en el Centro de Justicia Penal en el estado de Coahuila.

Policías federales, agentes ministeriales y peritos en la materia realizaron la primera inspección en el municipio de Torreón, Coahuila, donde se aseguraron 38 mil 147.5 litros de gasolina y 14 mil 981.3 litros de diésel, así como 143 mil 449.50 pesos, 14 bombas despachadoras de combustible, tres cisternas y dos equipos de cómputo.

La segunda inspección se llevó a cabo en el municipio de Gómez Palacio, Durango, donde se aseguraron 48 mil 875 litros de gasolina y 26 mil 968 litros de diésel, así como 97 mil 590.50 pesos, 14 bombas despachadoras de combustible y dos equipos de cómputo.

Los predios, el hidrocarburo, el dinero en efectivo, las bombas y los equipos de cómputo quedaron a disposición del Ministerio Público Federal.

Comentarios