López Obrador refrenda su respaldo a la reforma laboral…y a “Napo”

El senador Napoleón Gómez Urrutia y el presidente Andrés Manuel López Obrador. Foto: Twitter @NapoleonGomezUr El senador Napoleón Gómez Urrutia y el presidente Andrés Manuel López Obrador. Foto: Twitter @NapoleonGomezUr

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Andrés Manuel López Obrador, presidente de la República, se reunió ayer con el senador Napoleón Gómez Urrutia para abordar el tema de la reforma laboral, la cual, dijo, se debe aprobar para que el gobierno de Estados Unidos no tenga pretexto para reabrir la negociación del tratado comercial con México y Canadá, conocido como T-MEC.

“Nos importa mucho que se apruebe la reforma laboral, si así lo decide el Senado, entre otras cosas porque no queremos que se use de pretexto este asunto para que se diga en Estados Unidos que no estamos cumpliendo con los acuerdos del tratado del libre comercio y quieran reabrir la negociación”, dijo.

En su conferencia mañanera, el tabasqueño agregó que su gobierno no quiere dar excusas, sino cumplir con el compromiso de hacer la reforma laboral.

“Ojalá se apruebe porque tiene avances importantísimos. Por ejemplo, lo de la democracia sindical, que los trabajadores puedan elegir libremente a los representantes con voto libre y secreto”, añadió.

López Obrador se refirió al caso de Gómez Urrutia, líder minero:

“Es polémico porque los que se sentían dueños de México lo expulsaron de México… 12 años lo mantuvieron fuera del país, los enfrentó y tuvo que irse al exilio”.

Luego, “regresó y no les gustó a los que lo mandaron, a los conservadores, pero hoy es senador de la República y es presidente de la Comisión del Trabajo”.

De hecho, el mandatario reconoció que él ayudó a que regresara de Canadá a México “porque consideramos que era una injusticia y no queremos que nadie sea perseguido. No queremos que el gobierno sea un comité al servicio de una minoría”.

 

Comentarios

Load More