Sentencian a 43 años de cárcel a tres policías por matar a un joven en Navojoa

Una manta en la que se muestra la fotografía de Genaro Ruiz Arce. Foto: Especial Una manta en la que se muestra la fotografía de Genaro Ruiz Arce. Foto: Especial

NAVOJOA, Son. (apro).– Los tres policías municipales que asfixiaron hasta la muerte a Genaro Ruiz Arce, de 21 años de edad, fueron sentenciados a 43 años, 10 meses y 15 días de prisión por los delitos de homicidio, abuso de autoridad y tortura.

Genaro fue llevado a barandilla la madrugada del 2 de mayo de 2018 por el supuesto delito de videograbar con su celular a los agentes municipales que lo detuvieron a él y su amigo mientras recorrían en automóvil las calles navojoenses.

A las 3 de la mañana de aquel martes, Genaro se encontraba en el asiento del copiloto cuando una patrulla de tránsito municipal les marcó el alto a él y a su amigo Héctor Manuel, supuestamente por circular en un coche con placas vencidas.

Ante lo que consideró una injusticia, Genaro activó la cámara de su celular y empezó grabar su denuncia y la ilegal detención del que eran víctimas

Los agentes, en venganza, aseguraron la unidad, esposaron a los jóvenes y los recluyeron en barandilla municipal.

Esa fue la última vez que Genaro recorrió con vida las calles de Navojoa, porque al cabo de una hora y media, a las 4:30 de la madrugada, las autoridades informaron que lo encontraron sin vida en la celda, con el cuello atado a un cordón y múltiples contusiones.

Sin embargo, justo por este último detalle inició una retahíla de contradicciones que culminó al mediodía de este martes con una sentencia contra la tercia de agentes.

Héctor Manuel, amigo de Genaro, quien conducía el vehículo al momento de la detención, fue liberado por el juez calificador en turno y, al preguntar por su acompañante, le respondieron que éste se había ahorcado con una cobija.

Esta inconsistencia fue conocida por todos los residentes del municipio de Navojoa, localizado a 320 kilómetros al sur de Hermosillo, por lo que en apoyo a los familiares de Genaro, organizaron un sinnúmero de marchas con el fin de que se esclareciera el caso.

Tuvieron que pasar 383 días para que ese clamor de justicia fuera llevado a los tribunales, donde el caso fue escuchado en la sala de un Juez Penal Oral.

El juzgador resolvió que los responsables se hicieron acreedores a una multa de 122 mil 270 pesos y, a manera de reparación del daño, se estableció un pago de 61 mil 497 pesos en favor de los familiares de la víctima.

Del 9 al 11 de mayo anterior se llevó a cabo el juicio que constó de 36 horas de trabajo en desahogo de pruebas hasta establecer que Genaro falleció por causa “asfíctico puro, derivado de la obstrucción de la circulación sanguínea por un agente constrictor consistente en un cordón, circunstancias que le fueron atribuidas intencionalmente a los policías”.

Bajo la causa penal 10/2018 quedó asentada la sentencia contra Miguel Ángel “N”, Héctor Manuel “N” y Adrián “N”, quienes se desempeñaban como elementos de Seguridad Pública Municipal de Navojoa y fueron aprehendidos el 14 de mayo del año pasado por elementos de la Fiscalía General de Justicia en el Estado.

El 17 de enero de 2019, la Fiscalía formalizó la acusación en contra de los imputados y el 10 de marzo se celebró la audiencia intermedia en la que se admitieron las pruebas que serían desahogadas en la audiencia de juicio.

El 13 de mayo, las partes manifestaron sus alegatos de clausura y, finalmente, el 14 de mayo a las 14:00 horas, el juez emitió su decisión.

Comentarios

Load More