PRI: El verdadero padrón

La sede nacional del PRI. Foto: Miguel Dimayuga La sede nacional del PRI. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Hasta antes de mayo, oficialmente el PRI lucía con orgullo una fuerza electoral de más de 6 millones y medio de militantes. Pero el 13 de ese mes, en un oficio enviado al Instituto Nacional Electoral (INE), reconoció que el número real de afiliados era de 1 millón 159 mil 320.

Pero lo que no se dio a conocer públicamente es la distribución geográfica de ese número de militantes, la cual desnuda la fuerza menguante del priismo de base en entidades donde asombra que no existe uno solo afiliado.

El pasado 13 de mayo Marcela Guerra Castillo, representante del PRI ante el INE, reconoció en un oficio que el partido no tenía un padrón de 6 millones 545 mil 923 afiliados como lo había registrado desde el 2014, sino de 1 millón 159 mil 320. Esto es, cinco millones 386 mil 603 menos.

Este reconocimiento del PRI llegó en el momento en que el INE lleva a cabo una revisión, actualización y sistematización de los padrones de afiliados y afiliadas de todos los partidos políticos. En dicha inspección se tiene previsto que por cada caso irregular se aplicaría una multa de 48 mil pesos.

En el escenario de que se aplicara la multa al PRI por las irregularidades de los militantes no confirmados, es decir, que no fueron registrados con credencial oficial, se le aplicaría una sanción de más de 2 mil 500 millones de pesos, lo cual agravaría más su precaria situación financiera. Para evitar una sanción de este castigo fue que el PRI tuvo que reconocer que había una simulación en el padrón nacional de militantes

Pero lo que no se informó es como están distribuidos estos militantes afiliados por entidad. Esto es, cómo está fraccionada la presencia militante del PRI en el territorio nacional.

De acuerdo al padrón que tiene la dirigencia nacional, en nueve estados el número de afiliados es menor a los mil: cero en Baja California Sur, 3 en Durango, 519 en Guanajuato, 577 en Aguascalientes, 690 en Colima, 994 en San Luis Potos y 748 en Tabasco,

La presencia militante en otros estados es también exigua: mil 950 en Baja California, 3 mil 250 en Guerrero, mil 241 en Nayarit, mil 657 en Oaxaca, 2 mil 603 en Puebla y mil 91 en Sonora.

Mientras que en las entidades donde registran más militantes son Nuevo León con 200 mil 757, Estado de México con 482 mil 498, Veracruz 70 mil 173, Jalisco 43 mil 585, Sinaloa 37, 959, Tamaulipas 48 mil 419 y Zacatecas 58 mil 11.

Este padrón de afiliados ya incluye a los nuevos militantes refrendados en la campaña de adhesión que arrancó la presidenta del PRI, Claudia Ruiz Massieu, a principio de año y que hasta ahora son 63 mil 22.

Los estados donde ha habido más militantes priistas nuevos son Coahuila con 17 mil 575, Campeche 15 mil 201, Ciudad de México 4 mil 797, Yucatán 5 mil 984, Sinaloa 3 mil 505, Michoacán 2 mil 800 y Tamaulipas 2 mil 240.

Con esta dispersión de la militancia y el desánimo ocasionado por la derrota del 2018, el PRI llegó a las votaciones el 2 de junio. A pesar de esta situación, Jorge Márquez secretario de operación política del PRI sostuvo en entrevista que una de las fortalezas del partido es precisamente su militancia y confía en que los candidatos surgidos de las bases harán un buen papel.

No obstante, según documentos internos de la dirigencia priista, esa fortaleza militante es muy poca y está desanimada.

Comentarios

José Gil Olmos, reportero desde 1998. Colaboró en el periódico El Nacional y en el diario La Jornada. Desde el 2001 es reportero de la revista Proceso. Es autor de Los Brujos del Poder, La Santa Muerte la virgen de los olvidados, Los reporteros mexicanos en la guerra de Chiapas y Batallas de Michoacán.

Load More