Andrés Granier regresa a Tabasco: “Viví un infierno producto de un montaje de Peña y Núñez”

El exgobernador Andrés Granier en Tabasco. Foto: Especial El exgobernador Andrés Granier en Tabasco. Foto: Especial

VILLAHERMOSA, Tab. (apro). – “Viví un infierno”, todo fue “un montaje” del expresidente Enrique Peña Nieto y del exgobernador Arturo Núñez Jiménez “para encarcelarme”, resumió Andrés Granier Melo, en su regreso a Tabasco.

Y anunció que alista una contrademanda por “daño moral” hacia el exgobernador Núñez y a todos los que se “confabularon” en su contra para enviarlo a prisión.

En medio de felicitaciones y abrazos de un grupo de simpatizantes, Granier Melo se presentó esta mañana en un noticiero de radio local “para dar la cara” al pueblo de Tabasco y someterse “al juicio de la historia”.

Granier afirmó que siempre fue inocente de las imputaciones que se le hicieron por el llamado “megasaqueo” a Tabasco.

Acusaciones que lo mantuvieron cinco años y 10 meses recluido en la Torre Médica de Tepepan del Reclusorio Femenil de la Ciudad de México, por problemas de salud tras su arresto en junio de 2013.

En enero pasado, se le otorgó arraigo domiciliario y en mayo la Segunda Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia del estado lo absolvió de presunto peculado por 196 millones de pesos, última acusación en su contra en el fuero común por el que había sido condenado a diez años, 10 meses y 15 días de prisión.

Granier Melo libró cuatro acusaciones del gobierno federal por lavado de dinero y defraudación y tres del gobierno nuñista por peculado, entre ellas, una por más de dos mil 500 millones de pesos.

“Todo fue una simulación, una confabulación de Enrique Peña Nieto y Arturo Núñez porque estaban en juego las reformas estructurales y había ´que sacrificar´ a Granier por unos presuntos desfalcos de 20 mil millones de pesos”, denunció.

“Pero se les cayeron todas las denuncias y todos los implicados están libres”, celebró.

El mandatario condenó que todo el aparato de justicia de Tabasco se haya “prestado” para encarcelarlo.

Citó entre ellos al exfiscal, Fernando Valenzuela Penas, el expresidente del TSJ, Jorge Priego Solís y la exjueza tercero de la penal, Guadalupe Cadena Sánchez, quien lo condenó a más de diez años de prisión.

Acusó a Arturo Núñez de querer “destruirlo” y rechazó que estado estuviera en quiebra como aseguraba el exmandatario perredista, inclusive, dijo le dejó 700 millones de pesos para el pago de proveedores.

Manifestó que a su gobierno se le buscó hasta debajo de las piedras, muchos exfuncionarios fueron acusados y estuvieron sujetos a procesos diferentes y no se probó nada.

“Los hombres debemos llorar cuando se debe y yo he llorado mucho. Viví un infierno”, recordó conmovido ante los micrófonos.

Negó haber pactado con Arturo Núñez para que lo relevara en el cargo y que los encuentros con él fueron en Palacio de Gobierno durante el periodo de entrega recepción de la administración, aunque previamente se reunieron en la Ciudad de México en una comida que fue cordial pero no agradable, porque Núñez ya traía “un resentimiento muy grande”.

“No hubo pacto, me mandó a la cárcel. Tengo todos los defectos del mundo como ser humano, pero soy leal a mis principios y jamás iba traicionar a mi partido”, sostuvo.

No obstante, no desea para Núñez lo mismo que le sucedió a él porque no es hombre de odios ni rencores, pero no olvida, “¿cómo puedo olvidar el daño moral que me hizo?”, preguntó.

Dijo que el daño moral en su contra y su familia es irreparable y que quiere retomar su vida, convivir con su parientes, quedarse en Tabasco y aportar su “experiencia” si se le requiere, pero alejado de la política.

“Son tiempos de unir a Tabasco, no de desunir, vengo porque si puedo aportar algo lo haré. Quiero que le vaya bien al gobierno porque le irá bien a Tabasco”, manifestó y anunció que buscaría al gobernador morenista, Adán Augusto López, para saludarlo.

Rechazó que el gobierno federal y estatal le hayan ayudado a recuperar su libertad.

“Hay honestidad en el poder judicial, entró otro partido y se hizo justicia, eso no es ayudar. Todas las acusaciones se ventilaron en varios lugares del país y todos resultaron absueltos, hubo muchísimos jueces”, respondió.

Por su lado, el gobernador Adán Augusto dio la bienvenida a Granier Melo y mostró disponibilidad de reunirse con él como lo hace con todos los tabasqueños en un proceso de reconciliación y porque no tiene “fantasmas ni cadáveres en el clóset”.

Comentarios

Load More