Fiscal de Jalisco confirma 4 muertos en ataques a sus elementos y balacera en Tlajomulco

GUADALAJARA, Jal. (apro).– El fiscal general de Jalisco, Gerardo Octavio Solís Gómez, cree que los tres ataques sufridos por personal de la dependencia a su cargo, en la que murieron dos de ellos, podrían estar relacionados entre sí.

“Son tres agresiones en un horario muy cercano una de la otra a tres elementos de la Fiscalía. Tenemos la responsabilidad de investigar estos hechos relacionados entre sí”, señaló el fiscal. Dos de los agentes murieron.

Consideró que los ataques se deben a que “se está lastimando los intereses” de la delincuencia organizada.

“Consideramos que es bastante fácil advertir que el trabajo que está llevando a cabo este gobierno, los tres niveles de gobierno, seguramente está lastimando los intereses de grupos organizados del crimen, y bajo esa circunstancia es muy seguro y apropiado entender que puede corresponder a una reacción violenta en contra de esta institución con la finalidad de aflojar estos esfuerzos”.

Esta mañana fueron atacados a balazos la directora de Puesto de Socorros de la Fiscalía y su esposo cuando salían de su domicilio ubicado en la colonia El Cerrito, en Zapopan. Ella resultó ilesa y su marido recibió un tiro en la pierna.

Al mismo tiempo, en el fraccionamiento Jardines del Edén, en Tlajomulco, fue asesinado el agente de la Fiscalía, Jesús Adán Benavides Martín del Campo. El ataque ocurrió cuando el elemento estaba afuera de su domicilio en compañía de su hijo, quien resultó herido en una pierna.

Cuando se encontraban recabando indicios del ataque, agentes detectaron una casa de seguridad en el mismo fraccionamiento, desde donde comenzaron a dispararles.

La refriega, que duró una hora y media, dejó un saldo de dos presuntos delincuentes muertos, tres sospechosos puestos a disposición, y entre tres y cuatro elementos lesionados con esquirlas, de acuerdo con el fiscal.

En el lugar se aseguraron 10 armas largas y un número igual de cortas, dos granadas que fueron arrojadas a los elementos de la Fiscalía, de las policías municipales, del Ejército y de la Policía Federal, pero que no detonaron. Hasta el momento se han contabilizado 100 casquillos.

En una colonia cercana, en Villas de San Martín, fue ejecutado otro elemento de la Secretaría de Seguridad Pública, que estaba comisionado a la Fiscalía, en el área de menores.

Comentarios