Iglesia católica felicita a López Obrador, pero le recuerda sus pendientes (Video)

El presidente del Episcopado, Rogelio Cabrera, con el presidente Andrés Manuel López Obrador. Foto: Tomada de Twitter @lopezobrador_ El presidente del Episcopado, Rogelio Cabrera, con el presidente Andrés Manuel López Obrador. Foto: Tomada de Twitter @lopezobrador_

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– A un año de haber ganado la elección presidencial, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) le recordó a Andrés Manuel López Obrador que acabar con la violencia y la corrupción son las “dos materias” que le encargó la ciudadanía.

En un mensaje videograbado, el presidente de la CEM, Rogelio Cabrera, agregó que a estos reclamos de la población ahora “se agregan nuevas situaciones, como la atención a los migrantes”.

Y señaló que López Obrador debe saber corresponder “a todo ese cariño que le ha mostrado gran parte de la población, pero también tiene que aportar a aquellos que se mantienen escépticos sobre su manera de gobernar”.

Abundó:

“La autoridad debe atender a las mayorías y a las minorías. Las mayorías que votaron necesitan quedar satisfechas con los resultados. Y las minorías que pensaban de otra manera también necesitan ser convencidas que el camino que se lleva en el país es el mejor”.

Felicitó a López Obrador a un año de haber ganado la elección presidencial, recordándole que en la Iglesia “rezamos mucho por él”.

Indicó que los obispos mexicanos “estamos dispuestos a colaborar siempre a favor de los migrantes, de los jóvenes y, sobre todo, con la tesis principal del presidente de la República que fue ‘primero los pobres’”.

Sobre este punto, recalcó:

“Así tiene que ser, México no podrá ser mejor si no arregla las situaciones de los últimos, de los excluidos, de los que no han tenido oportunidad ni de educación, ni de trabajo, ni de salud”.

Por último, el presidente del Episcopado llamó a todos los mexicanos “a ser corresponsables, a no sumar lo negativo, porque cada uno debe portarse bien, tiene que sumar bondad a nuestro país, porque todo el dinero del mundo no alcanzaría para controlar a una sociedad desbarrancada, que no quiere buscar el bien”.

Comentarios

Load More